0 0

Las armas que han decomisado en escuelas de Culiacán

Los objetos son asegurados pero no son reportados a las autoridades correspondientes, por desconocimiento

Chicharras, puntas, cuchillos de uso exclusivo del Ejército, armas de juguete, así como de fuego se han recogido en escuelas.

Culiacán, Sinaloa.- Puntas, chicharras, cuchillos, armas de fuego y hasta mariguana han logrado incautar autoridades de escuelas secundarias durante revisiones a mochilas de los adolescentes en sus ingresos al plantel o bien, cuando les ha sido reportado por un compañero.

En varias visitas efectuadas por reporteros de EL DEBATE a escuelas de Culiacán, se entrevistó a  los directores de los planteles, de quienes se omiten nombres y ubicación del plantel por seguridad de ellos, coincidieron que es tarea de los padres revisar las mochilas de sus hijos al momento que los mandan al centro educativo. Sin embargo, les han dejado la responsabilidad a la escuela, por lo que ha sido complicado llevar a cabo esta tarea debido a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), ha argumentado en repetidas ocasiones que se les violenta la privacidad de los menores, entre otras causas.

A los alumnos se les ha decomisado bolsa de mariguana junto con pipas. Foto: EL DEBATE

Apoyo
Los encargados de las instituciones reconocieron que de vez en cuando se realiza el Operativo Mochila, para evitar que suceda un hecho similar al que ocurrió en un colegio de Monterrey, donde un alumno disparó en contra de su docente y compañeros, para finalmente dispararse terminando con su vida.

Nayeli, estudiante de secundaria, comentó que son ellos los que conocen quiénes de sus compañeros llevan armas y drogas al plantel. Enfatizó que la mayoría de las ocasiones lo hacen para mostrar ‘poder o bien, que ellos las pueden’.

Uno de los directores manifestó que en más de una ocasión se les ha solicitado a los padres firmen un documento que les permita realizar el Operativo Mochila dentro de la institución, pero hasta el momento no cuentan con una respuesta satisfactoria por parte de ellos, ya que no ven con ‘buenos ojos’ que a los menores se les trate como delincuentes, además que diversas organizaciones protectoras de los derechos de las personas están en contra de que se realicen dichas medidas en el plantel.

Proceso
Cabe señalar que al momento que se le detecta cualquier tipo de arma a un estudiante se debe dar parte a las autoridades correspondientes y a los padres, ya que de lo contrario se incurre en el delito de encubrimiento.

Pero este procedimiento no se realiza, ya que las armas y droga incautadas continúan en los escritorios de los directores de los planteles, por lo todavía representa un riesgo latente de que se llegue a dejar abierto el lugar y los menores tengan acceso nuevamente a ellas. Las autoridades educativas piden que haya más vigilancia en los perímetros de las escuelas para evitar que los estudiantes caigan en manos de la drogas.

Atentado en colegio de Monterrey


El pasado 18 de enero un alumno disparo en un colegio de Monterrey en contra de su maestra y compañeros de clase. Posteriormente el menor se quitó la vida con un balazo por la boca. De acuerdo con medios periodísticos la persona que accionó el arma de fuego sufría depresión. Cabe señalar que la pistola pertenecía al padre de familia y estuvo al alcance del menor, por lo que todo terminó en una tragedia con pérdidas de vidas humanas. Asimismo, las redes sociales juegan un importante rol para que sucedan estos hechos lamentables.

Tambien te puede interesar