Actualizado: 28/08/2014 6:48:22
EDITORIALES(VIEJO)

NUESTRA OPINIÓN MAZATLÁN CACHIMBAS DE PLACER... Y ALGO MÁS
La prostitución, el oficio más viejo del mundo, es también el que genera un sinnúmero de problemas. Nos habla de familias desintegradas, niños que se desarrollan en un ambiente de perdición. De mujeres que encuentran en el negocio de mercadear con sus cuerpos la forma fácil, o difícil, de ganarse la vida. Representa todo un problema social.

Pero a la par surge otro tema, y que en última fechas se ha vuelto un problema. Es un asunto delicado, es infección, es contagio. Médicos de Sanidad acudieron a Villa Unión y rancherías cercanas donde están las llamadas "cachimbas" y detectaron a un gran número de mujeres que ejercen la prostitución de manera clandestina, es decir, sin someterse a ninguna revisión de salud.

Descubrieron a por lo menos diez que tenían algún tipo de enfermedad venérea, y lo peor, una de ellas estaba infectada de VIH-SIDA. Esto prendió los focos rojos de los inspectores de Sanidad.

La mayoría de sus clientes son traileros. No falta uno que otro de los pueblos cercanos, pero el grueso de personas que acuden por sus servicios son foráneos. Es las "cachimbas" de La Hurraca la prostitución se ejerce de manera tan abierta. Los cuartos son los camarotes de los tráileres. No todas, pero sí una gran mayoría, y por las noches.

Estas diez mujeres son las que detectaron, pero es grande el número de las que trabaja en estos sitios. En su mayoría son jóvenes.

Aquí lo más preocupante sería saber la cifra real de mujeres que tienen alguna enfermedad sin saberlo, o con conocimiento de causa, y a pesar de ellos siguen trabajando sin ningún tipo de tratamiento... e infectando.

Y lo otro, cuántos infectados surgen de estos lugares, que llegan a sus hogares y contagian a sus parejas. Es triste, pero esa es nuestra realidad. Muchas mujeres se contagian porque sus esposos tuvieron relaciones con prostitutas clandestinas, como las que hay en las "cachimbas" de Mazatlán.