Actualizado: 21/09/2014 20:05:49
EDITORIALES(VIEJO)
Redacción
ESTATAL DÍA DEL EJÉRCITO
En un México conocido como el mayor consumidor de drogas en el mundo, y una delincuencia organizada que ha coptado instituciones y ha tomado el control de regiones completas, se celebra hoy el Día del Ejército.

Uno de los puntos más recurridos en los últimos años cuando se habla de seguridad, es el hecho de que el Ejército Mexicano se encuentre en las calles realizando las tareas que se le han asignado.

Argumentos van y vienen, a favor y en contra, de esta faceta de milicia, desde aquéllos que esgrimen que la seguridad interior no es su responsabilidad, hasta aquéllos que plantean que no está preparado el Ejército para estas tareas, que estas acciones deterioran su imagen y que son un peligro para los derechos humanos.

Como todo asunto complejo, lejos están las ideas de alcanzar la unanimidad, porque se tiene que partir también, en todo análisis responsable, de que el enemigo al que se enfrenta es muy fuerte, peligroso, con un armamento extraordinario y moderno, violento al extremo y sin obstáculos de carácter moral.

En este ambiente de debate nacional sobre la viabilidad de sostener a las fuerzas armadas en la calle para enfrentar al crimen organizado y al narcotráfico, se celebra hoy el Día del Ejército, lo que debe generar la reflexión profunda sobre el sostenimiento de esta estrategia gubernamental.

También, para analizar si se está avanzando en el camino hacia las condiciones que se han establecido como meta para poder llevar de regreso a la milicia a sus cuarteles, como el contar con corporaciones policiacas mexicanas más profesionales, debidamente certificadas y completamente equipadas con las herramientas más modernas.

Debe de servir la celebración del Ejército hoy, en estas condiciones inéditas, para valorar con serenidad, en medio de esta esquizofrénica lucha, si es prudente sostener a las fuerzas armadas como ahora o retirarlas a sus cuarteles.