logo-debate
circuloazul INICIO
CULIACÁN- 13/03/2011 6:00:00 INDIGNACIÓN Y CORAJE EN SEPELIO DEL NIÑO ATROPELLADO
59442699
El menor de 9 años fue sepultado ayer en la tarde en el panteón de Loma de Rodriguera
Culiacán, Sin.-Desde que se enteraron de lo que pasó, la indignación y el coraje los invadió.

El pasado jueves, Margarita de Jesús Quintero Ibarra y Lázaro Pacheco Terán escucharon la mala noticia de la voz de un niño: Que Jonathan de Jesús, su hijo de nueve años de edad, había sido atropellado por un camión.

El accidente. El menor fue con tres amiguitos a jugar al parque del fraccionamiento San Fermín.

En unos instantes, sobrevino la tragedia.

El chofer del camión número 13 con placas de circulación 1RHN69, de la ruta Loma de Rodriguera, lo atropelló.

Testigos comentaron que le gritaron al chofer que se detuviera, pero no hizo caso.

El niño quedó tirado bajo las llantas del camión.

Otro menor que jugaba con él dijo que el camionero se bajó diciendo palabras obscenas y sacó al niño bruscamente.

"Lo jaló y lo puso a como el quiso", señala indignada Margarita de Jesús.

Después el chofer se dio a la fuga. Abandonó el camión y se fue en otro vehículo.

El menor fue trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja al Hospital General, en donde lo revisaron los médicos, pero no pudieron hacer nada por salvarlo, sus lesiones internas eran graves.

"Desde que llegamos al hospital no nos dieron muchas esperanzas, por lo mal que estaba mi niño" platicó Lázaro Pacheco.

Justicia. Los padres de Jonathan de Jesús sólo piden que se castigue al presunto responsable de la muerte de su hijo.

"Si aquí no nos hacen caso nos vamos a México, pero estamos dispuestos a hacer todo para que pague", sentenció Margarita.

Familiares y vecinos del menor asistieron a despedirlo, y también tienen muy claro que debe hacerse justicia.

Jonathan fue sepultado ayer en la tarde el panteón de Loma de Rodriguera.

Nombre: Jonathan de Jesús Pacheco Quintero.

Edad: 9 años.

Cumpleaños: El 21 de diciembre cumpliría 10.

Estudios: Segundo grado en la escuela primaria Guadalupe Victoria, de Loma de Rodriguera.

Forma de ser: Era muy alegre y juguetón.

Gustos: Mirar películas, andar en bicicleta, salir a jugar con sus amigos.

Le sobreviven: Sus padres Lázaro y Margarita de Jesús; y sus hermanitos José Ángel, de 5 años, y Brian Osvaldo, de 3.

»No quiero dinero, quiero verlo en la cárcel«

Margarita de Jesús le da la bendición a su hijo antes de sacarlo de su vivienda.

De sus ojos no derrama una sola lágrima. Su coraje es más fuerte en esos momentos.

En el pequeño portal yace el féretro de Jonathan de Jesús.

Voltea a verlo y no da crédito.

"No quiero dinero, quiero verlo en la cárcel, porque no fue un animal al que mató, mi niño sufrió mucho y lo único que pido es que se castigue al responsable", expresa ensimismada.

Mira a su alrededor. Ya vienen por él, llegan a avisarle, y ella se retira a despedirlo.

En una bolsa echan su ropa, la que más le gustaba, y la que llevaba ese fatídico día. También sus películas.

El olor a veladora y a flores se confunden junto a la caja gris. La tristeza permea el ambiente.

La casa acompletada con lámina, cartón y madera,

es mudo testigo del dolor que siente Margarita de Jesús, Lázaro y el resto de la familia Pacheco Quintero.

En el mismo portal, junto al féretro, las personas más allegadas lloran su pesar. Se desahogan abrazando la caja. Lo destapan por un momento, pero ya no es igual, nunca más, esa luz que lo caracterizaba ya no está. Él era muy alegre.

Al fin llega el momento inevitable. Entre cuatro personas cargan la caja gris y la suben a la carroza. Es la despedida. Su esencia se queda pero él ya no regresará.

Jonathan de Jesús dice adiós y se aleja lentamente hasta perderse por el camino polvoso, hacia donde nunca pensó ir a sus nueve años de edad.

"No sabía que pensar, llegué y vi a mi hijo así, no se tienen palabras para expresar el dolor"

Lázaro Pacheco Terán

Padre del Niño

"No hay que señalar sin saber, a veces es inevitable, el camión va circulando y ¡pum!, ¿quién tiene la culpa? El chofer"

Sergio Félix Rivas

Delegado de ruta de camiones

torivio.bueno@debate.com.mx