logo-debate
circuloazul POLICIACA
GUASAVE- 31/10/2012 4:30:00 MINISTERIALES ABATEN A DOS PRESUNTOS SICARIOS
66562396
66560763
66562395
66562388
66562394
La camioneta blindada en que viajaban los sujetos armados fue alcanzada en el Ejido Batamote; hieren a un agente estatal
Guasave, Sinaloa.- Dos presuntos delincuentes abatidos y un agente estatal herido es el saldo de un enfrentamiento ocurrido en las cercanías del Ejido Batamote, Sinaloa entre elementos del Grupo Especial de la Policía Ministerial y personas armadas que viajaban en una camioneta Ford Lobo blindada.

Y aunque se presume que los pistoleros abatidos pudieran ser personas de 'peso' al interior de la delincuencia organizada en esta región, ambos cuerpos fueron trasladados a la capital del estado en calidad de desconocidos y bajo un fuerte despliegue de la Policía Ministerial y el Ejército.

Los hechos. De acuerdo con el director de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, quien llegó en helicóptero acompañado por Martiniano Vizcarra casi dos horas y media después al lugar de los hechos, fue alrededor de las 15:30 cuando la camioneta Ford Lobo de modelo reciente salió de Leyva Solano y fue vista por el convoy de ministeriales, quienes al indagar informes sobre las placas que portaba, UA28060, corroboraron que pertenecían a una unidad Dina modelo 78 con reporte de robo, por lo que empezaron a marcarles el alto sobre la carretera Internacional México 15.

Los tripulantes de la Lobo blindada aceleraron la marcha y se inició una persecución que tuvo su primer intercambio de balas sobre el bulevar principal de Batamote, frente a la primaria Miguel Hidalgo, hecho que alertó a los habitantes y provocó momentos de pánico. Incluso a los pocos minutos los padres llegaron por sus hijos para llevárselos a casa.

La persecución cruzó la sindicatura y se enfiló por la carretera hacia el Ejido Batamote, donde finalmente los ministeriales dieron alcance a la unidad y se registró un fuerte enfrentamiento en el que un agente estatal salió herido y dos de los presuntos delincuentes quedaron sin vida en el asfalto.

>La escena. La unidad con blindaje nivel siete quedó baleada por todos lados en medio de la carretera, a 300 metros antes de llegar al poblado, pues las llantas reventadas a balazos y el chasis destrozado la hicieron quedar embancada, por lo que los tripulantes descendieron con rifle en mano y disparando a los policías pero fueron abatidos.

Los dos presuntos sicarios, quienes usaban chalecos tácticos color beige y vestían ropa tipo vaquera, quedaron tirados en la carretera, uno a cada lado de la camioneta con un rifle AK-47 a su lado.

En el interior de la unidad fue asegurado otro fusil "cuerno de chivo" y una pistola escuadra calibre 9 milímetros, además de una cubeta con cartuchos útiles y cargadores abastecidos que traían en la caja de la unidad, así como un arancel de madera con un círculo de blindaje que hace suponer que estaban probando su resistencia.

A escasos metros también quedaron dos patrullas del Grupo Especial baleadas, la número 2426 con al menos siete disparos en la puerta del copiloto y el tanque de la gasolina roto, además de la 2322 con cuatro impactos también en la puerta del copiloto, detrás de estas unidades quedó un pequeño charco de sangre del agente herido, quien fue trasladado a un hospital privado en Los Mochis y fue reportado como fuera de peligro.

Sobre el asfalto quedaron decenas de casquillos calibre 7.62X51 para rifle G3, 7.62X39 para AK-47 .223 para AR-15 y de escuadra 9 milímetros.

Dos versiones. Y aunque Aguilar Íñiguez descarta la participación de más unidades con gente armada en la persecución y niega la presunta huida de algunos pistoleros, algunos testigos afirmaron que en la corretiza iban dos camionetas con presuntos sicarios y al llegar al Ejido Batamote aparecieron otras dos de frente para impedir el avance de los Ministeriales y lograr la escapada de varios delincuentes.

Incluso al insistirle, el director de la Policía Ministerial aceptó que posiblemente había un tercer civil en la camioneta baleada que pudo haber huido, pues no hubo detenidos.

Ante estos hechos, la carretera estatal fue acordonada y bloqueada por los policías, lo que impidió el paso de vehículos y camiones suburbanos, y provocó que varios civiles cruzaran a pie por entre las tierras de cultivo.

»Enfrentamiento paraliza todo Batamote«

Minutos angustiantes y de miedo provocó el fuerte agarre entre el Grupo Especial de la Policía Ministerial y presuntos gatilleros, luego de una persecución que inició en Leyva Solano y culminó a la entrada del Ejido Batamote, Sinaloa.

"Mi hijo estaba jugando en la calle. Cuando escuché los balazos salí corriendo, miré a la gente que buscaba en dónde esconderse. A mi lo que me interesaba era encontrar al niño, sentí miedo de que algo le pasara", dijo uno de los vecinos de Benito Juárez y testigo de los hechos violentos que atemorizaron a la comunidad.

A esa hora de la tarde todo parecía transcurrir de manera normal en esa comunidad dominada siempre por la duda de lo que pueda pasar.

Los niños estaban en clases en la primaria Miguel Hidaldo, ubicada por el bulevar Benito Juárez, la avenida central que atraviesa una de las principales sindicaturas del municipio de Guasave.

De pronto lo balacera. Todos a esconderse, a correr.

Minutos más tarde, cuando los balazos ya se escuchaban rumbo al Ejido Batamote, los menores salían corriendo de la escuela. Muchos padres de familia llegaban a buscarlos para llevárselos a casa, para protegerlos, para enterarse que nada les había pasado.

Así lo narra un testigo presencial de los hechos, cuyo nombre se protege y quien vivió momentos angustiantes cuando corría desesperado a buscar a su hijo que estaba jugando en la banqueta.

La escena a lo largo y ancho de la sindicatura era similar después del 'agarre' entre sicarios y ministeriales, decenas de personas afuera de sus casas permanecían impacientes, como esperando noticias para saber cuántas bajas habría, quiénes podrían ser los muertos, qué bando habría ganado la refriega.

Al final, la noticia corrió como reguero de pólvora desde las localidades cercanas hasta la ciudad y en las redes sociales. Todo adelantaba un fuerte enfrentamiento con saldo final de dos presuntos gatilleros abatidos, una lujosa camioneta que quedó como coladera en medio de la carretera, así como un policía ministerial herido y decenas más resguardando el sitio del abatimiento, hasta donde llegaron militares en varias unidades y a bordo de una reluciente camioneta Tiger. Fue una tarde agitada y una noche de insomnio.

15:30

HORAS, se inicia la persecución a la lujosa camioneta en Leyva.

17:50

HORAS, llega "Chuytoño" al sitio del enfrentamiento.