logo-debate
circuloazul NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
NUESTRA OPINIÓN ESTATAL - 18/07/2013 4:00:00 RENDICIÓN DE CUENTAS LIGHT
En lo que pudiera calificarse como una "salida por peteneras", la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas se jacta de mantener bajo proceso de sanción a 22 funcionarios del gobierno del estado por omisiones, al no presentar sus respectivas declaraciones patrimoniales.

También presume que al menos otros 700 se encuentran en la "mira" por la misma causa, principalmente de las áreas operativas de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública, cuyos expedientes están siendo supervisados para determinar los procedimientos a los que podrían ser sujetos.

Con ser una arista importante para sujetar a la rendición de cuentas a los servidores públicos que omiten cumplirla, las infracciones en el supuesto que pudieran haberse cometido, como lo asumen las autoridades a las que les compete, no es ni con mucho la reacción que los sinaloenses esperan en el ámbito del combate a las irregularidades que se sospecha que estén perpetrándose al amparo del poder.

En el ejercicio del gobierno de Mario López Valdez hay evidencias de asuntos anómalos mucho más graves de los que se presume que estén "bajo la lupa" de las investigaciones anunciadas por Juan Pablo Yamuni, titular de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas.

Es decir, ante la opinión pública, por diferentes medios, se han aireado serias evidencias de situaciones sumamente irregulares en el manejo del erario y que por elemental salud política, y en atención a los compromisos que en tiempos de campaña hizo el gobernador, lo menos que merecerían es la apertura de investigaciones profesionales que ayuden a dar credibilidad a los gobernantes.

Sancionar a uno, a veintidós o a setecientos servidores públicos por el hecho de no presentar declaración patrimonial sea quizá una medida que contribuya a establecer controles administrativos, pero la verdad no satisface a la sociedad.

De su mandatario, los sinaloenses esperarían una intervención más enérgica y efectiva, pero sobre todo clara y objetiva, en torno a todas las denuncias que se han ventilado y que dan la impresión de estar relacionadas a un ejercicio abusivo del poder.