logo-debate
circuloazul INICIO
MAZATLÁN- 25/01/2011 6:00:00 EN CERRITOS SE LE VA CAMIONETA AL MAR A UN DURANGUENSE
58914922
58916780
58916779
58916778
58916777
Turista jugaba con su unidad cerca del agua y en un volantazo el vehículo se va de frente al revolcadero
Mazatlán, Sinaloa.- Un turista originario del estado de Durango que realizaba peripecias con su camioneta en la playa, perdió el control de la unidad y quedó parcialmente sumergida en el mar.

El hecho ocurrió al amanecer de ayer en la playa situada en la parte posterior del hotel Mayan Sea Garden, cerca de Cerritos.

> El hecho. Información obtenida en el sitio indica que a las 07:40 horas, el turista (de quien no se proporcionó su nombre y se dijo que estaba acompañado de una mujer) conducía una camioneta Ford Lobo King Ranch, color café con beige, placas de circulación del estado de Durango FT 23151, por la avenida Sábalo Cerritos.

Poco antes de llegar al entronque Sábalo-Cerritos, se dijo que el conductor ingresó su unidad a la playa por una acceso junto a unos condominios.

Se dice que comenzó a realizar piruetas en la arena suelta en dirección de norte a sur.

De pronto, la unidad giró a la derecha y se dirigió hacia el mar y quedó parcialmente sumergida con el frente hacia el mar.

Los tripulantes bajaron del vehículo y se pusieron a salvo.

Personal de un hotel frente al sitio del accidente avisó a las autoridades.

Policías preventivos fueron los primeros en llegar y avisaron del hecho a Protección Civil Municipal.

> El rescate. Óscar Osuna, titular de la referida dependencia, tras llegar al sitio y valorar la situación, solicitó la presencia de un trascabo a fin de rescatar la camioneta.

Aunque la marea era cada vez más baja, las olas entraban al interior de la unidad.

Poco después de las 08:50 horas arribó el trascabo.

En principio se intentó sacar la unidad mediante el apoyo de unas cuerdas.

Tras el rompimiento constante de estas, se colocaron unas cadenas con las cuales poco a poco rescataron el vehículo hasta llevarlo a zona segura.

La unidad fue trasladada a una pensión en grúa.

Se dijo que sería llevada en ella hasta Durango.

El chofer no fue detenido.

"Compadre, sacamos a un lobo marino en la camioneta"

"Compadre, ¿ya vio?, sacamos hasta un lobo marino en la camioneta", decía un joven al conductor de la unidad siniestrada mientras era rescatada del mar.

Con cara que denotaba el cansancio de una posible desvelada y un bote de cerveza light en la mano, el conductor de la unidad bromeaba con los agentes preventivos municipales, quienes lejos de someterlo o detenerlo, eran partícipes de la fiesta personal del afectado, mientras su vehículo flotaba en al agua.

¡Háblele a una grúa para ir viendo a dónde nos llevamos la camioneta!, decía. "Quiero una que tenga plataforma para que se la lleve bien sin ningún problema." Reporteros y deportistas cuestionaban en repetidas ocasiones al conductor sobre la causa que originó el accidente. Este negó que el vehículo fuera suyo.

Vestido con sombrero vaquero, botas y chaleco, el duranguense dejó la escena como se mantuvo, pasando inadvertido.