logo-debate
circuloazul INICIO
TRADICIÓN- 31/03/2010 17:12:00 SEMANA SANTA YOREME EN SINALOA NORTE
55169946
Indígenas del norte de Sinaloa reviven la pasión, muerte y resurrección de Jesús en sus centros ceremoniales de San Miguel, Mochicahui, Charay, Juan José Ríos, Tehueco, Capomos, Baca y Baymena
La pasión, muerte y resurrección de Jesucristo son los momentos que le dan sentido a la vida del hombre cristiano, y durante la Semana Mayor se recuerdan con gran fervor tanto en la iglesia de diversas religiones como en los centros ceremoniales indígenas.

A partir de ayer empezó a cobrar vida la Semana Santa Yoreme con la escenificación de la muerte de Cristo; ésta es la principal festividad para los indígenas yoremes del norte de Sinaloa. La fiesta alcanza grandes magnitudes por su esencia, originalidad y número de personajes que la componen.

Esta celebración aglomera a miles de visitantes alrededor de la antigua iglesia indígena de San Miguel Zapotitlán, Aho-me. En estos días santos, el centro ceremonial de más relevancia ha empezado a recibir desde hace días a turistas nacionales y extranjeros.

>Origen de la tradición. Los indígenas yoremes del norte de Sinaloa siguen recordando la pasión, muerte y resurrección de Cristo, como hace más de 400 años, cuando llegaron los padres jesuitas junto con los conquistadores españoles a estas tierras de los nativos ahomes, zuaques, mochicahuis, te-huecos, sinaloas, entre otros, que predominaban en el norte de Sinaloa en el siglo 16.

Los primeros misioneros como el padre Andrés Pérez de Ribas en San Miguel y Mochicahui; Vicente del Águila en Ahome, se dieron a la tarea de evangelizar a los naturales.

A raíz de este encuentro de culturas distintas se generó esta práctica de la Semana Santa Yoreme. En ésta se resume el concepto de sincretismo religioso inculcado a los indígenas, que adapta el catolicismo a sus costumbres y religión natural.

Este drama de la pasión, en Europa alcanzó un gran esplendor a fines de la Edad Media, con escenas diabólicas y judaicas que caían en la comicidad. Y es así como hoy es representada por los judíos o fariseos, evocando aquellos mismos sucesos, que año con año, durante la Cuaresma, se escenifican en el atrio y recinto de sus antiguas iglesias. Es evidente el carácter histriónico y teatral en la ceremonia de Semana Santa, cuya raíz encontramos en aquellas representaciones del medioevo europeo.

>Inicio de la festividad. La Cuaresma para los yoremes inicia con el Miércoles de Ceniza, momento cuando aparecen estas personas ataviadas con máscaras, camisa y calzón blanco, mantilla bordada, tenábaris enredados en las piernas, faja y tambor.

El viernes, a partir de esa fecha, se realiza el primer conti o procesión de los judíos y santos alrededor del templo y visitan las comunidades vecinas para que se vayan integrando más cada semana.

Son siete viernes de actividades antes de Semana Santa y el séptimo conti se realiza el viernes Santo que reúne a cientos de judíos.

Durante el miércoles de tinieblas, es cuando empieza la fiesta más grande que culmina el sábado de Gloria con la quema de las máscaras.

El domingo de Pascua finaliza esta festividad con "la corrida de santos", que únicamente se hace en el centro ceremonial de San Miguel.

En la enramada se realiza la fiesta en honor al santito: "el niño perdido", que significa la resurrección y culmina con danzas de pascola y venado al son del Canario y con oración a las 6 de la tarde, para rendir honores a Dios.