Viernes, 21 de Noviembre de 2014
Impreso | Digital | Impreso + Digital
RSS-imagen
twitter-imagen
facebook-imagen
logo-debate
COLUMNISTAS
17189
ÓSCAR FOSADOS >> Las malas relaciones jefe-colaborador son imperdonables
La buena relación jefe–trabajador en una empresa es de vital importancia, ya que cuando esta falla, los resultados son desastrosos, sobre todo en el sentido humano y de ambiente laboral, porque si bien la mayoría de las veces el trabajo se cumple, es a un costo muy alto en cuanto al daño emocional en ambas partes, y que se extiende a los demás miembros del equipo de trabajadores, y a toda la empresa en general.

Para empezar, no debe haber trabajadores conflictivos ni problemáticos. Para que no los haya se debe llevar a cabo una minuciosa y efectiva selección del personal. Toda persona que sea contratada debe cumplir puntualmente con los requisitos del puesto. Además, debe ser afín a la filosofía, misión, visión y valores de la empresa.

En su primer día de trabajo debe recibir la inducción formal a la empresa, y se le debe decir y explicar cuáles serán sus responsabilidades, tareas y qué se espera de él o ella. También se le informa sobre el reglamento interior de trabajo, prestaciones, políticas, y toda norma de orden y disciplina que debe respetar durante su jornada laboral.

Cuando la persona contratada es la idónea, no deberá haber ningún problema en cuanto a malas relaciones con el jefe inmediato, ni con ninguno de sus compañeros de trabajo.

Es inaceptable que en una empresa haya malas relaciones entre un jefe y uno de sus trabajadores, porque eso es síntoma de una debilidad en el jefe, o de que alguien está protegiendo a ese mal trabajador, o que definitivamente se les coló un mal elemento.

Cuando en la empresa la mala relación no se puede resolver favorablemente por causas de la existencia de un sindicato que protege al empleado, o porque es un recomendado, familiar o amigo del dueño de la empresa, las posibilidades de solucionar el conflicto son escasas, más no imposibles. El jefe, utilizando su inteligencia y sentido común, y apoyándose en las normas de la empresa, sacará todos los trabajos y pendientes con esa persona, enviando reportes de todo lo sucedido a su jefe inmediato, de modo que se proteja de los malos resultados y contratiempos que regularmente suelen ocasionar este tipo de empleados 'protegidos' o influyentes.

Pero si el trabajador problemático es producto de las ineficiencias del jefe, el que tendrá que ser cuestionado es el mismo jefe, quien seguramente no es capaz de dirigir a su personal, o a ese trabajador en particular.

Es por ello que los jefes deben tener cualidades que les permitan fomentar las buenas relaciones, no sólo entre ellos y sus colaboradores directos, sino entre los mismos colaboradores y con todos los trabajadores de la empresa.

El jefe debe asegurarse de lo más elemental que cito a continuación:

1. Contratar personal que cumpla puntualmente con los requisitos del puesto, y que sea afín a la filosofía y valores de la empresa.

2. Tener carácter y liderazgo para dirigir.

3. Crear confianza.

4. Tener credibilidad.

5. Darse a respetar.

6. Pregonar con el ejemplo.

7. No ser autoritario ni prepotente.

8. Ser amigable y tener humildad.

9. Saber escuchar.

10. Tener espíritu de servicio hacia sus colaboradores.

oscarfosados@yahoo.com.mx

Youtube
separadoropinion
separadoropinion
separadoropinion
separadoropinion
TERCER PISO
separadoropinion
César Velázquez >>POLITEIA
separadoropinion
Guadalupe Robles >>POLIARQUÍA
separadoropinion
separadoropinion
Fernando Zepeda >>EN EL BLANCO
separadoropinion
Marco Antonio Berrelleza >>HOY EN LA HISTORIA
Conectividad
  • Ipad versin
    IPAD
  • Blackberry versin
    BLACK BERRY
  • Android versin
    ANDROID
  • Iphone versin
    IPHONE
  • Ipad versin
    IPAD
  • Blackberry versin
    BLACK BERRY
  • Android versin
    ANDROID
  • Iphone versin
    IPHONE
Review www.debate.com.mx on alexa.com
Obten nuestra toolbar!