0 0

Especialista dice que los niños no deben bañerse a diario

Una buena noticia para los padres cansados de obligar a sus hijos a bañarse a diari

Niño evita bañarse.

(HealthDay News) -- Una buena noticia para los padres cansados de obligar a sus hijos a bañarse a diario: los niños quizá no se tengan que bañar a diario, después de todo.

Eso afirma el Dr. Robert Sidbury, profesor asociado del departamento de pediatría y jefe de la división de dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"Dependiendo de la edad y el nivel de actividad, la mayoría de niños solo necesitan un baño unas cuantas veces por semana", apuntó Sidbury en un comunicado de prensa de la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology). "En los niños, unos cuantos gérmenes por distintos lugares son saludables, ya que esta es la forma en que sus cuerpos aprenden a combatir a las bacterias y construyen unos sistemas inmunitarios más fuertes".

Sidbury ofrece estas recomendaciones para bañar a los niños:

Si un niño tiene entre 6 y 11 años, quizá solo necesite dos o tres baños a la semana, y usar champú solo es necesario una o dos veces por semana.

Los niños negros o los niños de cualquier edad con pelo reseco o rizado solo necesitan usar champú una vez cada siete a diez días.

Las circunstancias especiales requieren que haya más baños: los niños deben bañarse y lavarse el pelo cuando se ensucian, tras haber estado en el mar o un lago, o cuando sudan o tienen olor corporal.

Cuando los niños llegan a la pubertad, deben comenzar a ducharse a diario. Es una buena idea que usen champú a diario o cada dos días, y que se laven la cara dos veces al día para eliminar la suciedad y la grasa.

Los niños negros y los que tienen pelo reseco o rizado pueden seguir usando champú cada 7 a 10 días tras los 12 años. Generalmente, los niños no necesitan usar acondicionadores, dado que están diseñados para ayudar al pelo reseco y dañado. Pero el acondicionador, aplicado en el cuerpo y las puntas del pelo (pero no en el cuero cabelludo), puede ayudar a prevenir nudos en los niños con pelo largo, con ondas o rizado. "Aunque esas directrices funcionan bien para la mayoría de los niños, cada niño es distinto", dijo Sidbury.

"Si su hijo sigue teniendo olor corporal, o si el pelo o el cuero cabelludo del niño parece demasiado grasoso o seco tras seguir las directrices, consulte a un dermatólogo certificado por la junta".

También advirtió que los niños con afecciones de la piel, como el eczema, deben seguir las recomendaciones del dermatólogo sobre el baño.

Más información

 

Tambien te puede interesar