0 0

Al desahuciarla recurren a los caballos que curan

María Angelina fue diagnosticada con el síndrome de RETT, y le habían pronosticado 10 años de vid

María Angelina iniciando terapia.

Guasave.- Saber que su hija padece un raro síndrome catalogado como RETT, que terminaría dejándola vegetal, o peor aún, escuchar que sus años estaban contados, no fue una noticia fácil de digerir para Yolanda Álvarez, quien encontró en los caballos que curan un auxilio para luchar contra la enfermedad degenerativa.

Desesperación

Acostada en una cama en Norotillos, Guasave, María Angelina Montoya Álvarez, hija de Yolanda, está por cumplir 26 años en octubre, tuvo una vida normal hasta su primer año y medio de edad. Fue dejando de caminar, decían que se es-taba volviendo floja, después se tropezaba y no metía las manos. A los 3 años dejó de hablar, la condición física de la pequeña estaba cambiando y su madre empezó a buscar ayuda y a través de Childrens fue a parar a Estados Unidos, donde su hija fue diagnosticada con RETT, trastorno en el desarrollo neurológico infantil caracterizado por una evolución normal inicial, seguida por la pérdida del uso voluntario de las manos, movimientos característicos de las manos, un crecimiento retardado del cerebro y de la cabeza, dificultades para caminar, convulsiones y retraso mental.                                    

Yolanda Álvarez junto a su hija María Angelina, diagnosticada a los 4 años.

Las noticias eran desalentadoras al grado de desahuciarla, pero gracias a las orientaciones especializadas le aconsejaron que la menor recurriera a un tratamiento basado en actividades con caballos el cual contribuye positivamente al desarrollo físico, emocional, social y ocupacional de las personas que sufren algún tipo de discapacidad o necesidad especial.

Sesiones

Con el alma esperanzada Yolanda emprende un reto hace 10 años, al no encontrar terapias de equinoterapia en Guasave y las de municipios vecinos en más de mil pesos las sesiones, surgió la iniciativa de formar la Asociación Civil Pasitos de Amor, recibiendo cinco yeguas regaladas por el empresario Nacho Bórquez, de las cuales sólo una queda viva, misma que sirve para dar terapia a niños con diferentes síndromes, parálisis cerebral, autismo, e incluso a personas para disminuir el es-trés, la ansiedad, depresión. Cada uno requiere su técnica, posturas diferentes, dependiendo del padecimiento que se tenga.  “Todos nos podemos regalar una terapia, el cambio se siente de inmediato.”                                              

La lucha ha sido dura pero a casi 11 años de tocar piedra el ejido les donó un terreno en Norotillos, les prestan una yegua para poder atender a más niños y a través de la UdeO los apoyaron con los planos en terrenos de lo que será su futuro sueño, motivada por su pequeña Angelina. 

Horarios

Ahora el gesto altruista empieza a beneficiar a más niños, la recomendación son ocho sesiones por persona, atienden sábado y domingo de las 7 de la mañana a las 19:00 horas. En promedio cada sesión dura media hora y pagan una cuota simbólica de 30 pesos. Cuentan con un equipo de cuatro personas que se capacitan para po-der dar ayuda profesional. Al no tener un espacio aún acondicionado en la Casa Ejidal atienden a los interesados.                                                      

Si quiere asistir a la terapia impartida los fines de semana deberá asistir a la comunidad Norotillos, se ubica entre Estación Ba-moa y Herculano de la Rocha, vía Palos Blancos, a a 45 minutos de Guasave.

Mejoras

Yolanda se mantiene firme después de escuchar que su hija iba a morir a los 10 años y verla con vida a los 25, sigue cada día con más entusiasmo. Aun cuando es consciente que la enfermedad hace estragos considerable cada dos años es testigo de que la equinoterapia ha impedido que las complicaciones sigan.                                      

María Angelina tiene pie equino que le impide sostenerse, curvatura en la cadera, esclerosis múltiple, diabetes, apareció la anorexia y otras complicaciones. No habla pero sus ojos son su voz. Cuando algo no le agrada lo expresa a través de la vista, reacciona a los sonidos y el estar en contacto con los caballos la mantiene tranquila. Interesados comunicarse al celular 687-887-200-09.

Tambien te puede interesar