0 0

Nicole necesita una operación en el esófago para sobrevivir

La “Muñeca de Oro” bebió por accidente desengrasante para motores y le quemó por completo el esófago
 

La condición de Nicole Antonela empeora día tras día Armando Talavera

Los Mochis, Sinaloa.- El esófago de Nicole Antonela, de tres años, llegó a su límite. Las dilataciones que le realizaban los doctores no serán suficientes dentro de muy poco tiempo: las heridas que quedaron en su tracto digestivo tras ingerir desengrasante para motores, hace dos años ya, cicatrizarán próximamente y ningún sólido podrá pasar por esta vía a su aparato digestivo.

Su abuela, Mary León, comentó que la niña requerirá ser operada en la ciudad de Guadalajara: se le instalará una válvula en el estómago, donde, por medio de bolsas, obtendrá los nutrientes que requiere para vivir.

La operación urge
“El desengrasante le quemó el esófago. Gracias a Dios no le llegó al estómago, pero es muy delicado lo que tiene. Dicen los doctores que no debe tardar más en operarse, porque si no ya no le van a entrar ni las dilataciones que le hacen”, puntualizó Mary.

La abuela explicó que el estómago de Nicole será expuesto para alimentar a la “Muñeca de Oro”, como le dicen a la menor, por medio de bolsas de plástico.
“Por ahí se alimentará hasta que cumpla cinco o cuatro años, pero nosotros no lo podemos costear, es muy caro todo lo de la niña”, explicó.

Carencia
Si las circunstancias no empeoran, Nicole Antonela viajará a Guadalajara próximamente junto a su madre, que por la condición médica de la infante no puede tener un trabajo formal, ya que el Seguro Popular la operará para hacerle el acceso a su estómago, pero los requerimientos de la misma intervención, así como los gastos de traslado y hospedaje, no están dentro de las posibilidades de la familia de la niñita.

“El Seguro Popular no tiene nada. Hasta Chihuahua fue a dar mi hija para que atendieran bien a Nicole, pero se tuvo que venir, porque no podía costear tanto gasto”, argumentó Mary.  

Si deseas ayudar a la hermosa muñeca de oro, puedes apoyarla depositando a la cuenta de Oxxo 4766 8403 1567 4890 a nombre de María José Castañeda o se puede comunicar al teléfono 6681696684 o en las oficinas de

Para entender...
Aquel trágico    20 de marzo     del 2015

Doña Mary, con el dolor aún presente, recuerda que el accidente se presentó un día antes del día de la primavera.
Se encontraban en su humilde hogar en la colonia La Tepeca, cuando en un descuido la pequeña salió al patio.

Sólo bastó escuchar el llanto desgarrador de Nicole, para que ella y la madre de la niña, Perla Janeth, corrieran a ver qué pasaba.

“Ya cuando nos asomamos, la niña ya se había tomado un líquido rosa, parecía yogur. La niña abrió una botella y se la empinó, cosa que no era ni mía ni de mi esposo ni nadie; los vecinos lo arrojaron para acá.

Llevamos el envase al hospital y ahí nos dijeron que era ingesta de cáusticos. A la niña se le quemó, se le volteó su boquita bien feo, por fuera y por dentro”, relató.

Su vida cambió por completo
Nicole Antonela Zavala Subía, quien con apenas 2 años de edad, sufrió una difícil batalla junto a su familia, pues hace casi un año accidentalmente bebió desengrasante para motores que le quemó por completo su esófago.

Ahora, a casi un año de la tragedia, la pequeña “Muñeca de Oro”, como la llama su abuela, no puede comer sólidos y requiere de una operación que hoy le practicarán en el IMSS de Guadalajara, Jalisco.

El futuro de la pequeña es incierto, pues quizás no pueda volver a comer o incluso ingerir líquidos, ya que a estas alturas casi no los tolera, pero su abuelita, Mary León, tiene toda la fe de que, con el apoyo de la gente, se podrá recuperar.

Antes del accidente, Nicole apenas daba sus primeros pasos. A diferencia de otros niños que prefieren comer dulces, a ella le encantaban los vegetales, incluso comía aguacate y cebolla a mordidas. Su abuelita recordó que lo último que comió fue ceviche, le encantaba.

Tambien te puede interesar