Salvan a sus niños de morir, regresan a la sierra olvidada

Pendientes inclinadas, caminos polvorientos de terracería y verdes cerros recibieron a los niños que se salvaron de morir por desnutrición y deshidratación 

Los Mochis, Sinaloa.- Entre caminos polvorientos de terracería, pendientes inclinadas, zanjas y piedras, los cuatro niños que llegaron con una severa desnutrición y un cuadro de deshidratación al Hospital General de Los Mochis, fueron llevados a El Ranchito, su lugar de origen. 

El trayecto entre los verdes cerros los llevó de vuelta a la realidad, al lugar donde las autoridades que se supone deben llevar ayuda social no suben, así lo expresó Juan, un hombre originario de la Sierra Tarahumara, quien preocupado por la salud de sus hijos hizo un trayecto de 301 kilómetros desde su comunidad hasta la ciudad de Los Mochis, donde los menores fueron atendidos. 

Las despensas, la leche, pañales y toallas húmedas donadas por los mochitenses llegaron hasta la sierra, pero ¿hasta cuándo durarán? ¿qué pasará cuando el alimento se acabe?, Juan dice que para ir a la tienda más cercana se tiene que caminar tres o cuatro horas. Para alimentarse ellos mismos cultivan maíz, frijol y otras legumbres, pero que no aportan una alimentación balanceada. 

"A El Ranchito no va nadie del gobierno a ayudarlos con los programas sociales, que es muy raro ver a “los políticos” (que es como le dice a los funcionarios de gobierno) andar por ahí queriendo ayudar", contó Juan a El Debate. 

La comunidad de Juan parece no existir para los programas de alimentación que tanto se anuncian por parte del gobierno federal, de lo contrario, los cuatro menores no hubieran estado al borde de la muerte por la falta de alimentación.

El regreso estuvo comandado por personal de Protección Civil de Ahome, encabezado por Sergio Liera. Ellos fueron los encargados de llevarlos sanos y salvos.

Las madres de los menores al llegar a casa. Fotos cortesía de Protección Civil Ahome.

Esta es la historia:

Un cuadro severo de desnutrición y malestar estomacal originó que Juan y María Cecilia, originarios de la comunidad del Ranchito de Urique, en la Sierra Tarahumara de Chihuahua, bajarán con urgencia al valle en busca de ayuda médica para salvar a sus hijos.

Voluntaria de PC de Ahome con una de las menores en brazos.

La ayuda la encontraron en el Hospital General de Los Mochis, en donde fueron atendidos e internados de emergencia, y gracias a la atención brindada comenzaron a evolucionar  satisfactoriamente y salvaron sus vidas.

Juan, quien dijo estar desempleado de momento (laboró como trabajador general en la Mina del Sauzal), afirma que las condiciones de vida están difíciles en la sierra, en donde recurrentemente enfrentan problemas de alimentación y falta de empleo.

Indicó que los problemas que aquejaron sus hijos se presentaron como consecuencia de una infección estomacal que impidió que sus hijos pudieran alimentarse, lo que vino a complicar la situación porque en unos días se pusieron mal.

En busca de ayuda.
Indicó que viendo la situación crítica que presentaban sus hijos tomó la decisión, junto con su esposa, de buscar ayuda y eso los motivó a bajar primero a Choix, de donde los enviaron al hospital de Los Mochis.

En el recorrido al valle fueron acompañados por los padres de Dionisio, de 5 años, quien también presentó trastornos estomacales que les impedían alimentarse. Indicó que en la sierra la alimentación solamente esta basada en frijol y tortillas de maíz, ya que eso comen durante la mayor parte del estado. Complementan un poco su alimentación con el tomate y la calabaza que logran sembrar en los patios de sus casas en este tiempo de lluvias.

Dio a conocer que algunas personas caritativas que se han enterado de su difícil situación han buscado ayudarlos con algo de ropa, y de esa forma pudieron cubrir esta necesidad.

Agradeció el respaldo y de igual manera cualquier ayuda que puedan brindarles, ya que pronto, de acuerdo a la evolución satisfactoria de salud que presentan sus hijos, se verán en la necesidad de retornar a la sierra y carecen de los medios económicos para hacerlo. Para brindarles apoyo puede comunicarse directamente con Juan, al celular 6351191723.

Ayer, los 4 niños tarahumaras que llegaron al Hospital General de Los Mochis por problemas de desnutrición y deshidratación regresaron a su comunidad de origen, El Ranchito, municipio de Urique, Chihuahua.

Luego de atravesar por un proceso hospitalario de 14 días, los menores fueron llevados a su pueblo en una unidad del Sistema DIF Ahome, operada por Sergio Liera Gil, coordinador del Departamento de Protección Civil del municipio ahomense.

La recomendación del médico hacia sus padres tras el alta médica fue que pusieran atención especial en las medidas de higiene que se utilizan en la preparación de los alimentos, así como buscar en la medida de sus posibilidades el variar lo que comen, consejos que por la condición de vida de ese pueblo serán exhortos difíciles de cumplir.

Dionisio (de 5 años), Iliana (de 3 años) y los gemelos que apenas tienen 17 días de nacidos, y que aún no son registrados, tienen todo en contra para recibir las atenciones óptimas y así no recaer en el malestar y crecer sanos.

 

Tambien te puede interesar