Atole de pinole y gorditas, un aperitivo en el invierno

La señora María Fonseca es una de las vendedoras que ofrece este singular alimento en Mazatlán en la temporada de frío

Mazatlán, Sinaloa.- A temprana hora del día, los mazatlecos pueden disfrutar de una tradicional bebida de invierno conocida como atole de pinole.

En muchas esquinas de la ciudad se vende ésta bebida, acompañada ya sea de pan  o de una gordita dulce o salada.

María Fonseca es comerciante desde hace 30 años, antes de dejarse sentir el frió en el puerto, ella y su familiar colocaron su puesto de venta para esperar a los primeros mazatlecos y turistas que cada año acuden a consumir.

“Gracias a Dios hemos tenido un poco de ventas, viene gente de Los Ángeles en las vacaciones y nos vienen a visitar, hay turistas que ya saben donde nos ponemos a vender y llegan a consumir de Guadalajara”, indicó.

PREPARACIÓN

Desde las cuatro de la mañana, María Fonseca, comienza a preparar ésta bebida característica de los sinaloenses a base de granos de pinole, canela y piloncillo.

A partir de las cinco horas coloca una mesa con una olla y una cacerola con bastante aceite y empiezan a preparar las primeras gorditas de masa y servir atole.

“Nosotros nos ponemos aquí desde las 5 de la mañana, nos levantamos desde las 4, vendemos por allá a las 7 porque no hay consumidores, nosotros tenemos más de 30 años trabajando aquí”, expresó.

POCAS VENTAS

La comerciante informó que a pesar de contar con clientes frecuentes, el clima en Mazatlán no les ha favorecido por lo que no tienen un repunte importante en ventas.

“Ahorita nos ha ido muy mal porque no hay frío por lo que las ventas han sido pocas estamos esperando que haga frío, ahorita sólo nos alcanza para comer”, aseguró la adulta mayor.

TIENEN ESPERANZA

La vendedora de atole y gorditas, dijo tener la ilusión de no sólo ganar para alimentarse, sino que puedan tener un mayor beneficio económicamente.

“Años atrás ya han estado más baja las ventas pero este año que pasó estuvo muy bueno y ahora esperemos que también, no hay que perder las esperanzas”, comentó.

Durante el mes de Noviembre, Diciembre y Enero, tanto los ciudadanos mazatleco como los visitantes, podrán deleitarse el paladar con estos productos que solamente se degustan en la temporada de invierno, sobre algunas calles populares del puerto de Mazatlán.

Tambien te puede interesar