Comuna traza plan para reubicar a 350 familias

El programa Vivienda Prioritaria espera reacomodar en un primer paquete a hogares asentados en sectores del arroyo Jabalíes y del Estero del Infiernillo

Mazatlán, Sinaloa.- Aunque en el municipio son cerca de 900 familias las que habitan en zonas de alto riesgo, 350 de ellas podrían ser asignadas pronto a un programa de vivienda prioritaria para su reubicación en zonas regularizadas.

En un primer paquete serían beneficiados los residentes de zonas inundables en torno al arroyo Jabalíes y el Estero del Infiernillo.

 

Así lo dio a conocer ayer Israel Victoria Lona, director del Implam.

El funcionario mencionó que el programa está coordinado con el Instituto Municipal de Planeación Urbana de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

El propósito es proveer de una casa completa a las familias que pudieran ser reubicadas y no solo pies de casa.

El programa se articula con proyectos que ya tiene el municipio, además del Instituto de Vivienda del Estado de Sinaloa y recursos federales.

Los habitantes de la zona que circunda al arroyo Jabalíes y Estero del Infiernillo son los primeros que entrarían al programa con 350 viviendas.

MÁS EN LA MIRA

También se buscará que adhieran al programa a las familias asentadas en manglares, como la colonia Pino Suárez, Malvinas y Estero de Urías, que son propensas a inundaciones o deslaves que ponen en riego su seguridad.

A la presentación del Programa de Prevención de Riesgos del Implan asistió Armando Saldaña Flores, director general de Ordenamiento Territorial y Atención en Zonas de Alto Riesgo de la Sedatu, quien aseguró que el programa de Vivienda Prioritaria no es sólo responsabilidad del organismo federal sino que también entra en participación el Estado y el Municipio.

Saldaña Flores recalcó también que se iniciará con un primer paquete, ya que los recursos no son muchos pero se continuará trabajando para que todas aquellas viviendas del municipio que se encuentran en riesgo puedan acceder a un hogar seguro.

Los estudios realizados por el Programa de Prevención de Riesgos servirán para saber con precisión qué zonas son las de mayor riesgo y determinar el tipo de obras de mitigación necesarias.

Los habitantes de esos asentamientos y la reconstrucción de los espacios desalojados se convertirán en áreas verdes, lugares de uso común y esparcimiento.

Tambien te puede interesar