"Óscar" terminó con su vida; se aventó de la torre

Bomberos, policías  y Protección Civil fallan al intentar persuadir al sujeto

Mazatlán, Sinaloa.- Sus palabras finales resultaron una suerte de fatal epitafio:

“¡Nos vemos en el infierno!”, dijo con decisión antes de precipitarse de la torre de más de 30 metros de altura en la que había permanecido por espacio de dos horas.

Los gritos de sorpresa y de horror del cúmulo de gente (socorristas, familiares, amigos, vecinos y cientos de curiosos) precedieron su caída.

Luego todo fue  estupor

 

 

El golpe de aquel cuerpo sobre un camión de bomberos y luego contra el pavimento dejó a todos sin palabras.

Por segundos, pareció que sólo los socorristas pudieron reaccionar y correr hacia donde yacía “Oscar”  a un costado de la unidad de bomberos.

Así terminó una fatal jornada de dos horas que mantuvo en vilo a miles de mazatlecos mientras era transmitido en video a través de las redes sociales,  y que ahora las autoridades de seguridad y Protección Civil evalúan para determinar cómo pudo fallar el intento de persuasión y rescate.

Al mediodía

Fueron vecinas y amigas de la familia de “Óscar”, como comúnmente era conocido el hoy occiso y a quien el DIF  de Mazatlán identificó como Jorge Fidel Martínez Labrador, quienes  reportaron cerca de las 13:00 horas que este había subido una torre de la CFE ubicada en las inmediaciones de la colonia Mazatlán 2, con la intención de aventarse.

El DIF le quitó a su pequeña de dos años. EL DEBATE.
El DIF le quitó a su pequeña de dos años. EL DEBATE.

Al llegar los agentes municipales y elementos de Bomberos Mazatlán, “Óscar” les explicó que se aventaría porque una de sus hermanas no le hablaba, pues hace tres semanas sacó a su sobrino a pasear cuando andaba drogado y personal del DIF municipal se lo quitó.

Negociación

En un primer intento por hacerlo bajar, los socorristas le preguntaban qué le había motivado a subirse a la torre o qué deseaba para poder bajar.

“Óscar” solicitó que el DIF le regresara a su sobrino y que su hermana lo perdonara.

Al tener la información sobre la familia de “Óscar”, agentes de seguridad y socorristas se dieron a la tarea de buscar a sus hermanas.

Ellas llegaron e intentaron hacerlo razonar, pero el problema de adicción lo mantenía cegado y ninguna promesa o palabra logró persuadirlo.

Después de horas de espera, Óscar terminó con su vida. EL DEBATE. 

 

Los bomberos intentaron subir hasta donde estaba, pero cuando se acercaban demasiado él se ponía de pie y amenazaba con tirarse.

Los intentos fueron varios y fallidos.

Al sitio llegó la máquina E57 con la escalera para poder llegar a “Óscar” y que este bajara después de platicar con sus hermanas.

Ambas subieron por la escalera de un camión de bomberos, pero el resultado fue negativo, incluso diciéndole que el niño ya estaba de vuelta en casa y que no había problema alguno.

Gritos y curiosos.

El lugar poco a poco se fue llenando de gente.

Autoridades y personas se acercan a la escena. EL DEBATE. 

Al lugar acudieron agentes de Seguridad Pública, Tránsito Municipal, Protección Civil y cientos de curiosos. Los intentos de diálogo y rescate fueron seguidos por miles de mazatlecos a través de las redes sociales, ya que muchos de los testigos empezaron a trasmitir en vivo.

Llegaron los familiares de “Oscar”, sus amigos y vecinos, quienes a gritos intentaban convencerlo de que descendiera por la escalera.

Arribaron grupos de estudiantes, vendedores de tejuino, aguas frescas y más curiosos que no pudieron ser retirados por los agentes de seguridad. 

“Ya aviéntate”, le gritaban algunos transeúntes.

“Súbete y nos aventamos juntos”, les respondía “Oscar”, quien continuaba inhalando solventes desde lo alto de la torre. 

Final fatal

Después de dos horas y media en el lugar, y una breve plática que tuvo con una de sus hermanas, “Óscar” se volvió a poner de pie, dobló las rodillas y saltó hacia enfrente.

Antes de hacerlo gritó a los presentes: “¡Nos vemos en el infierno!”.

En el aire apretó el cuerpo y se volteó.

La caída y el golpe contra el camión escala de los bomberos fue fatal.

La zona se acordonó, algunos de la impresión se desmayaron; la policía aseguró el perímetro y retiró a las personas; la escena  terminó con los peritos en el área y la funeraria levantando el cuerpo.

 

Nadie  pudo evitar la tragedia.

Caso complicado

El alcalde Carlos Felton dijo que él no tiene elementos para opinar sobre el suicidio de “Oscar”, ya que desconoce qué fue lo que realizaron los bomberos, pero señaló que prefiere platicar con ellos para poder emitir una opinión.

Pero lo que sí considera complicado es que si alguien se desea suicidar difícilmente estarán capacitados los bomberos, ya que si se ponen al frente el hombre se tirara para otro lado, por eso es una situación bastante complicada porque cuando alguien se quiere quitar la vida, es difícil evitarlo.

Tambien te puede interesar