POLÉMICO NACIMIENTO Entregan a madre bebé equivocado

Padres de familia piden prueba de ADN, señalan que es posible que las enfermeras y doctores del hospital general se hayan equivocado
 

Escuinapa, Sinaloa.- La felicidad del nacimiento de un nuevo hijo se vio interrumpida para el matrimonio Melena Villagrán, que el pasado domingo recibió a un nuevo miembro, ahora un varón, pues la duda ha quedado sembrada desde que se dieron cuenta de que en el brazalete del menor aparecían otros apellidos, presuntamente el del otro niño que nació ese mismo día.

LAS SOSPECHAS

El extraño y polémico caso se registró en el hospital general de Escuinapa. Ambos niños nacieron el 27 de noviembre con diferencia de 10 minutos.

Fue ayer que Yesenia Villagrán Lemus, ya instalada en su domicilio en Isla del Bosque, le permitió  a su cuñada bañar al bebé y al quitarle la pulsera se percató que había un error en los apellidos, pues decían Sánchez Pardo, los cuales no le correspondían.

 

 

“Ese día nos aliviamos dos personas casi a la misma hora, y fueron como cinco minutos que me descuidé de mi bebé porque la doctora terminó conmigo.

Al bebé lo acabaron de limpiar y cambiar en una mesita, después me lo enseñaron, de ahí me enviaron a la cama y fue en ese tiempo que dejé de ver a mi bebé.”

Yesenia y Alberto se encuentran con la duda y la incertidumbre sembrada de si el menor que tienen en su casa pudiera ser o no su hijo, por este motivo exigirán al hospital general una prueba biológica que termine por comprobar a la brevedad posible la autenticidad de su hijo, y al mismo tiempo una demanda ante el Ministerio Público por tan lamentable hecho.

Los padres piden una prueba de ADN.

“Tenemos pensado exigir una prueba de ADN porque no tienen que andar equivocándose las enfermeras o los médicos. Ahorita le llamaron al doctor Emmet Soto, director del hospital, pero me dice que hasta mañana (hoy) puede atender el caso porque iba de salida”, señaló la madre.

PIDEN EXPLICACIÓN

Los afectados comentaron que el otro bebé es de la comunidad de Teacapán, y que los apellidos Melena Villagrán pudieran estar escritos en su brazalete y que se trate finalmente de un error o negligencia administrativa, pero mientras tanto, los padres exigen que se resuelva la situación mediante una prueba eficiente.

 

 

Aseguran que el trato y el amor que le profesan al menor no cambia pese a la situación en la que se han visto envueltos.

Se intentó contactar a Soto Grave por teléfono para pedir su opinión en torno al caso, pero no se tuvo respuesta.

Tambien te puede interesar