0 0

Sin denuncia el 93.7 por ciento de los delitos

La encuesta Envipe arroja que a nivel nacional hay 23.3 millones de víctimas del delito al año; el robo o asalto y la extorsión son las agresiones que viven con más frecuencia los mexicanos

Se registraron 67 delitos por homicidio. EL DEBATE.

Mazatlán, Sinaloa.- La desconfianza a la policía, al Ministerio Público, la pérdida de tiempo u otros motivos, ocasionan que en México siga bajo el nivel de denuncias por parte de las víctimas de la violencia. En consecuencia, la ‘cifra negra’ o la cantidad de delitos que no se denuncian, se mantiene en un 93.7 por ciento.

El Inegi realizó la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2016 para conocer la apreciación social actual respecto a la seguridad pública y el desempeño de las autoridades en la intención de que los resultados sirvan para generar políticas públicas en estas áreas. El estudio aclara que no se abarcaron delitos como el narcotráfico, delincuencia organizada y la trata de personas.

Sinaloa con miedo

Las cifras de la Envipe de este año, muestran que la victimización o prevalencia delictiva en Sinaloa disminuyó.

Mientras en el 2014 se reportaban 22 mil 63 víctimas, en el 2015 fueron 20 mil 263 por cada 100 mil habitantes. Esto es mil 800 víctimas menos.

Sin embargo, la percepción de inseguridad de los sinaloenses es alta, ya que reportan sentirse en riesgo un 72.2 por ciento de la población.

La percepción de inseguridad al estado es superior a lo que reportan entidades como Durango, Chihuahua, Sonora o Baja California.

Los delitos que más se padecen en la región son: la extorsión, en primer lugar; seguido del robo o asalto en la calle o en el transporte público; y, en tercer sitio, el fraude, ya sea al consumidor o bancario.

Sinaloa es una de las entidades donde más defunciones   por homicidios se registra, alrededor de 36 por cada 100 mil habitantes. Esta cifra sólo es superada por Guerrero, que registró 67 delitos por homicidio.

Víctimas en aumento

A nivel nacional, de 2010 a  2015, la cantidad de víctimas ha venido en aumento año con año. En el 2010, se registraban alrededor de 23 mil 993 víctimas por cada 100 mil habitantes, y, en 2015, se reportaron 28 mil 202 afectados. En los últimos seis años, la violencia ha aumentado un 17.5 por ciento.

La encuesta arroja que la incidencia en delitos personales, es decir, aquellos que afectan a la persona de manera directa y no colectiva, es mayor en los hombres en todos los tipos de delitos.

Sólo en los agrupados en el área de otros delitos, donde sobresalen los delitos sexuales, son las mujeres quienes se ven muy vulneradas,  ya que estas registraron una tasa de incidencia de mil 435 delitos por cada 100 mil mujeres, mientras los hombres, sólo 443 por cada 100 mil habitantes.

El incremento de víctimas ha ocasionado que se implemente un mayor número de recursos para protegerse de la inseguridad y el delito en hogares. Algunas de las medidas que se han tomado son: cambiar o colocar cerraduras, candados, sustituir puertas o ventanas, colocar rejas y levantar bardas.

Hacer los citados cambios,  significa que cada persona afectada por la inseguridad y el delito en México invierte 5 mil 905 pesos.

Sitios de riesgo

Al preguntar a los encuestados dónde se sentían más inseguros, el primer sitio que mencionaron fue en los cajeros ubicados en la vía pública, seguido del banco y el transporte público.

Las zonas donde el ciudadano percibe las primeras conductas delictivas o antisociales, la mayoría respondió que son el consumo de alcohol en la calle, así como los robos y asaltos en el mismo lugar.

Ante los mencionados comportamientos, muchos de estos ciudadanos ya no permiten a sus hijos menores salir a jugar a la calle y los adultos han dejado de utilizar joyas y evitan salir de noche.

Pocos resultados

La encuesta estima que, del 10.5 por ciento de los delitos denunciados, el Ministerio Público inició averiguación previa o carpeta de investigación en un 59.6 por ciento  de los casos.

Y de las averiguaciones previas iniciadas por los ministerios públicos, en el 45.9 por ciento de los casos no pasó nada o no se resolvió la denuncia.

Los ciudadanos afectados por la delincuencia indicaron en el estudio que las causas por las que no denuncian es porque no quieren perder tiempo y porque hay desconfianza en la autoridad.

Aunque también hay otras causas que inhiben la denuncia; estas son miedo al agresor, consideran el delito como de poca importancia o no tenían pruebas suficientes, indica la encuesta.

El estudio del Inegi, realizado en los últimos años, arrojó, además, que la percepción del delito y la violencia es distinta entre hombres y mujeres.

Mientras los hombres perciben un nivel de inseguridad del 69 por ciento, las mujeres indicaron un 75.3.

La evaluación al desempeño de las autoridades es otro punto que analizó el estudio. Aquí los entrevistados indicaron que donde más perciben corrupción es en la Policía de Tránsito, seguida de la Policía Preventiva Municipal.

Es de mencionar que la Marina, el Ejército y la Policía Federal son las autoridades que generan mayor confianza entre la población.

Tambien te puede interesar