0 0

Niños le cortan la lengua a un compañerito de primaria

Los menores agresores se cubrieron el rostro con el suéter del uniforme, encerraron a su víctima en el baño y lo cortaron

El lugar de los hechos. Foto: Excélsior

Chiapas.- La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), radicó de oficio la queja CEDH/0672/2016 por probables violaciones "a los derechos humanos de la niñez", derivado del agresión a un estudiante de la escuela Primaria “Dr. Belisario Domínguez” en Comitán de Domínguez.

Esto, luego de que en medios de comunicación impresos y redes sociales difundieron que el viernes dentro del plantel educativo un grupo de niños encerraron en el baño a otro menor de al menos 10 años de edad para, presuntamente, cortarle la lengua con una tijera.

En las imágenes publicadas sólo se observa que el infante presenta una escoración en una parte de la lengua.

El organismo de derechos humanos precisó en un comunicado que el hecho fue atendido de inmediato, por el cual se emitió la medida CEDH/VACOM/MP/017/2016.

El objetivo de la medida solicitar a la Secretaría de Educación del Estado la protección de la integridad física y psicológica del menor agraviado, a fin de evitar hechos de difícil o imposible reparación.

De acuerdo con autoridades locales, el viernes hacia las 11:00 horas, un grupo de estudiantes del quinto grado corría por los pasillos del plantel, para perseguir a un niño del tercer grado, que fue acorralado en el baño, donde fue sujetado, mientras otro tomó aparentemente una tijera para hacerle una herida en la lengua

Un padre de familia dijo que después de que el niño fue agredido, los presuntos agresores persistieron, por lo que se realizó una persecución, hasta que el niño pidió ayuda con los maestros.

Cuando los padres de familia se enteraron del caso, arribaron al plantel, ubicado en la 3ª Sur Oriente y 9ª Oriente Sur, en el barrio de La Pilita Seca, donde hablaron con el director y maestros.

La identidad del niño de unos ocho años de edad no fue revelada por los maestros, pero los padres de familia sostuvieron un encuentro con los directivos del plantel por la tarde del viernes a puerta cerrada.

Incluso una patrulla de la Policía Municipal que llegó al lugar, no se le permitió el ingreso de los agentes y a los oficiales solo les dieron datos de lo que había ocurrido.

Después de varios minutos de diálogo, los padres y los directivos del plantel acordaron reunirse este lunes, para tratar el asunto.

Un padre de familia que pidió no ser identificado, aseguró que hace un par de años, un niño del tercer grado de ese plantel, llevó en su mochila una botella de licor, lo que causó malestar entre las familias que tienen sus hijos ahí.

El asunto que ocurrió el viernes, provocó enojo entre los padres del niño que resultó lesionado, porque durante la reunión con los directivos del plantel, aseguraron que acudirían al Ministerio Público para interponer una queja por estos hechos.

El dueño de un tendejón ubicado a unos 300 metros de donde se ubica el plantel, aseguró que la noche del sábado, el niño pasó a comprar dulces a su negocio y se le veía “bien”.

 

 

Con información de El Universal

Tambien te puede interesar