0 0

¡Cómo que se fueron…!

No hacen mucho, pero lo hacen mal. Florestán.

Hay algunos abogados penalistas que dicen a sus clientes, mejor prófugo que en la cárcel, desde fuera se puede arreglar todo, desde adentro poco. Los hay, también, sin escrúpulos, que los prefieren encarcelados y alargar los procesos indefinidamente para seguir cobrando.
Los casos del ex gobernador panista de Sonora, Guillermo Padres y del gobernador priista con licencia de Veracruz, Javier Duarte, parecen encajar en el primer supuesto.
Padrés fue acusado desde el año pasado de una serie de delitos que no le probaban legalmente, excesos entre los que se encuentra la construcción de una enorme presa en uno de sus ranchos, violando la Ley Federal de Aguas y quitándosela a miles de agricultores vecinos del rancho y del cauce.
Su partido perdió las elecciones, llegó la priista Claudia Pavlovich Arellano, con la operación política de Manlio Fabio Beltrones y se comprometió a investigarlo por el presunto desvío de recursos públicos, federales y estatales.
Por meses, el PAN lo protegió, como protegió con Gustavo Madero a los diputados mochistas, como el PRI a Javier Duarte, ya señalado por una serie de malos manejos y empresas fantasmas.
A Padrés, finalmente la abrieron una averiguación en la PGR por lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada y se pidió a la Interpol que distribuyera la ficha roja para localizarlo y detenerlo en 190 países, pues había desaparecido meses antes.
Con Duarte había dos averiguaciones abiertas en la Fiscalía de Veracruz, por peculado, enriquecimiento ilícito e incumplimiento del deber legal, que la PGR atrajo el 21 de septiembre. El miércoles de la semana pasada, presentó la solicitud de licencia al cargo de gobernador y este lunes 17, un juez giró la orden de aprehensión que había solicitado el Ministerio Público de la Federación.
El hecho es que hoy, ni el exgobernador de Sonora, ni el gobernador con licencia de Veracruz, ambos con sendas órdenes de aprehensión, están localizables, son prófugos, me diría un especialista.
Y uno que no es eso, especialista, solo alcanza a exclamar: ¡Carajo, cómo que se les fueron los dos…!     
Aunque me aseguran: ya caerán,

RETALES
1. CARGOS.- Hay dos vacantes de gobierno: la Secretaría de la Función Pública y la Fiscalía Anticorrupción, que debe proponer el Presidente Peña Nieto. La designación de una Fiscal Anticorrupción podría llevar a otro ajuste en el gabinete. Faltan los siete magistrados del Tribunal Electoral que el Senado tiene que resolver la próxima semana;
2. EJECUCIÓN.- Sacudió al Poder Judicial el asesinato del juez federal Vicente Antonio Bermúdez Zacarías por ser obra del crimen organizado, lo que los hace a todos más frágiles; y
3. QUE NO.- La Unesco rechazó modificar el voto de Andrés Roemer a favor de desconocer el vínculo de los judíos sobre el Muro de los Lamentos y el Monte del Templo. Y así se quedó. Quien está bajo investigación es Roemer, cesado por el presidente de la República.
Nos vemos mañana, pero en privado.

Tambien te puede interesar