0 0

EL INGENIO

Puro pa’ adelante. A estas alturas ya quedó perfectamente claro que el alcalde de Ahome, Arturo Duarte García, no se va a apartar de la línea dura para pasar a la historia como el que “limpió” el centro de la ciudad de los puesteros. Ya no importa que quede registrado que lo hizo mediante la fuerza pública que algunos la justifican pero otros no porque no agotó la alternativa de que por su propia voluntad los comerciantes informales lo hicieran después de Navidad, como lo pedían. El plan ya está en marcha y el alcalde parece que les va a aplicar la fórmula boxística del uno-dos a los puesteros para doblarlos: tras haberlos sacado con los policías del centro, ahora les advirtió que el que no ocupe los locales mañana se van a reasignar a otros. Además, que si alguien se reinstala en el centro los van a volver a desalojar. ¿Alguien duda que Duarte trae la mano caliente en el tema?  

Apoyo. Fuera de agenda, el gobernador Mario López Valdez acudió al Mercado 030, en lo que se interpretó como un respaldo al alcalde Arturo Duarte García. Primero habían dicho que los dos desayunarían ahí, pero no se sabe qué pasó porque sólo realizaron un recorrido. Una de las desalojadas del centro, de las llamadas Marías, “atoró” a Duarte y le dijo que tenía 25 años ahí, viuda y con hijos y que había quedado fuera del nuevo centro. Y el líder José Ángel Sánchez acudió sin su gente sólo para decirle al gobernador que confiaba en él. En realidad, el proyecto de reubicación de los puesteros “cuajó” con el aval de Malova. Recuérdese que como alcalde, Mario López Valdez desalojó a “Las Marías” pero ante la presión de estas, se reinstalaron. Ahora Duarte ejecutó su proyecto de antaño y sin reversa.

Cuentas mochas. En la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa es un escándalo. El rector Guadalupe Camargo Orduño fue “agarrado entre primera y segunda” por la Auditoría Superior del Estado: se habla que le está pidiendo que regrese ¡300 mil pesos! que tomó de manera irregular para solventar gastos médicos personales. Esa es una de tantas observaciones que tiene que solventar.

Miniinforme. Con dos meses en funciones, el diputado local panista Juan Pablo Yamuni ya dio ayer un informe de lo que ha hecho en el Congreso del Estado. Algunos lo tomaron por el lado de que empezó a “muestrearse” porque es evidente que va a ser una carta del PAN para la alcaldía de Ahome en el 2018, pero otros valoraron que es un buen ejercicio para transparentar el trabajo que está realizando. Por lo pronto, destacó la iniciativa de reforma que interpuso para disminuir de 40 a 27 el número de diputados en el Congreso del Estado. Que se le dé para adelante quién sabe.

En eventos. Por cierto, algunos de los diputados locales estuvieron en el acto de inicio de los trabajos de la nueva red de distribución de gas natural, que fue presidido por el gobernador Mario López Valdez. Nada más que algunos “fijados” hicieron notar que no les entregaron cascos a los priistas Fernanda Rivera, Jesús Antonio Marcial Liparoli ni al alcalde electo, Álvaro Ruelas Echave, como tampoco al senador panista Francisco Salvador López Brito. Eso los hizo muy notorios.

Consejero. Dicen que el que anda con “juguete nuevo” es el diputado federal de Ahome Bernardino Antelo Esper. Resulta que tomó protesta ante el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, como nuevo consejero político nacional del PRI, junto con los otros legisladores federales sinaloenses. Ya algunos lo felicitaron y se quedaron asombrados por el entusiasmo que mostró. Estiman que seguramente está viendo esa posición como plataforma para moverse para la alcaldía en el 2018, pero no estará solo en esa lucha porque Álvaro Ruelas Echave buscará su reelección. Y otros que se acelerarán también.

Tambien te puede interesar