0 0

El Ingenio

Uno menos. Al igual que muchos reconvertidos al malovismo por conveniencia, Ernesto García Cota se quedó sin futuro político. Dicen que por eso a García Cota se le ha visto en los últimos días “agüitado” tras definirse que Liliana Cárdenas, la exalcaldesa de Salvador Alvarado, lo va a relevar como vocal ejecutivo de la Comisión Estatal de Agua Potable del Estado de Sinaloa, puesto al que entró por una coyuntura política-electoral de la elección federal pasada para dañar al Partido Acción Nacional por el que había participado como candidato a la alcaldía de Ahome. Y las cosas se le van a poner difíciles al también exdiputado local porque en el PRI no lo quieren y en el PAN pues mucho menos, pero se dice que le apuesta a que alguno de esos partidos lo va a necesitar por el capital político que dice tener. Se va a tener que esperar hasta el 2018. Por lo pronto, ya le está entregando a Liliana Cárdenas.

A la ofensiva. Los regidores del Partido Acción Nacional en Ahome hicieron su debut en la sesión de Cabildo como ya lo habían cantado: de verdadera oposición. Fueron a todas, desde el caso de las fotomultas, de lo del despacho de cobro del predial urbano, de la concesión para la recolección de basura, la eliminación de gasolina y celular y la otorgación de poderes al director jurídico. De un modo u otro, los regidores panistas Miguel Ángel Camacho y Yoshio Vargas se llevaron con mucho a los regidores priistas, que se quedaron de meros espectadores porque su coordinador, Juan Francisco López Orduño, se vio más mal que bien en las intervenciones que tuvo. Los regidores priistas parecía que tenían pánico escénico.

Contención. De hecho, el alcalde de Ahome, Álvaro Ruelas Echave, tuvo que salir al paso a la embestida de los regidores panistas. Por ejemplo, en el caso de la cancelación de las fotomultas, tomó ventaja desde hace mucho porque es un proyecto que ya había planteado desde su campaña política, a lo que nadie le puso objeción en la sesión de Cabildo para eliminar el contrato con la empresa Inteltrafic. Sin embargo, el excandidato a la alcaldía Miguel Ángel Camacho quiso dejarlo en evidencia al mencionar que ese contrato  feneció el 31 de deciembre y quería que se quedara claro si quién iba a pagarle a la empresa las multas canceladas. Ruelas Echave rápido maniobró con que se le pasará un informe detallado del asunto.  

Sin consenso. Ya encarrerados, los regidores panistas lograron meter en aprietos al director jurídico de la comuna, Ahuizotl Rentería, en el punto de otorgarles los poderes legales. Lo impugnaron porque tiene juicios pendientes, como el de las permutas de los terrenos de algunos fraccionamientos a la constructora Mezta. El coordinador de los regidores panistas, Miguel Ángel Camacho, no logró impedir que se lo dieran porque los regidores priistas lo avalaron, pero sí logró que los regidores de los demás partidos lo respaldaran. En realidad, suena ilógico tener a un director jurídico sin los poderes legales de la comuna, pero llegar sin unanimidad no es cualquier cosa.

El traspié mayor. En donde sí de plano los regidores panistas Miguel Ángel Camacho, Yoshio Vargas y Paola Elvira Peña “mordieron el anzuelo” fue en el caso de la eliminación de los apoyos de gasolina y de teléfono celular como parte de los recortes en el gasto por el plan de austeridad planteado por el alcalde Álvaro Ruelas Echave. Dieron una mala imagen al reservarse la posición al respecto. A lo más que dijo el regidor Yoshio Vargas es que lo van a analizar. O sea, dieron la percepción de que la están pensando en sacrificarse. De esa manera, todo lo ganado en la primera sesión lo perdieron en ese punto, por lo que muchos señalaron que esa postura de los panistas es por su voracidad y proclividad del erario. 
 

Tambien te puede interesar