0 0

El horno no está para “bollitos”

Crear expectativas del regreso del beis profesional a plaza tiene bemoles que escapan al gobierno

Guasave, Sin.- Una columna especializada en temas del beisbol profesional, publicada en varios periódicos, consigna supuestas declaraciones de Diana Armenta en un tenor que huele mucho a compromiso y certeza de que “el espectáculo regresará a Guasave”, e invitó a su autor a sumarse al proyecto.
De seguro la alcaldesa electa está pensando en que su gobierno sea facilitador para crear las condiciones con el propósito de que unos nuevos “Algodoneros” vuelvan a la grama local en medio de la coyuntura de que la Liga Mexicana pudiera autorizar la expansión de equipos.
Por supuesto en el estado que no es el mejor en que recibirá las finanzas del Ayuntamiento, Armenta en esa dirección no puede ir más allá de exentar impuestos a los eventuales empresarios que se animen a echarse a cuestas la tarea de patrocinar el ingreso de un nuevo equipo y si acaso responsabilizarse del mantenimiento del “Carranza Limón”.
Porque a ver, con un municipio en ruinas, su economía hecha polvo, con un gravísimo problema social de pagos de sueldos y una ciudad abandonada, problemas a los que no se le ven solución inmediata y que enfrentará de entrada la alcaldesa, ¿será prioridad un asunto de ese tipo y merecerá la distracción de su tiempo, amén de que tendrá que condonar impuestos, como si estuviera tan solvente? Es pregunta.
Estoy de acuerdo en que los guasavenses quisieran tener de nuevo el beisbol en plaza; también en que el gobierno en la medida de sus posibilidades coadyuve a ello, porque finalmente fomentar el solaz y sano esparcimiento tendría que ser parte de las políticas públicas.
Quizá la presidenta no reflexionó bien sus dichos que por lo que se lee tienen una connotación de compromiso, cuando ni siquiera se sabe si la Liga Mexicana decidirá ampliar la cobertura del circuito o si en Guasave existen empresarios con la vocación de retribuirle algo a Guasave, como lo hicieron los originales dueños de la franquicia.
En este último tema hay muchas dudas, no por catastrofismo, sino porque ya el año pasado hubo un intento por lograrlo y en cuanto se empezó a hablar de aportaciones económicas para financiar el proyecto, se hizo un “florete” que no vieras, porque en principio ninguno vio posibilidades de negocio y por otro que era casi imposible que autorizaran la expansión de la liga.
No sé pero tengo la impresión que Diana Armenta debe ser más prudente y reflexiva con sus dichos, porque ya no anda en campaña y porque su calidad de alcaldesa electa, cualquier declaración que haga para crear expectativas muy remotas, como pareciera el caso que nos ocupa, si no la hace de manera cuidadosa, será tomada como un compromiso, que en este caso parece no tener puerto de amarre.
Y compromisos como ese, de que el beisbol va a regresar a Guasave, si es que lo dijo en ese tono, tendríamos que señalar que fue hecho muy a la ligera, porque si bien no resulta algo imposible, tampoco será muy fácil, por muchos factores que escaparán de las manos de un gobierno, como el que encabezará, con todo y las buenas intenciones que se cargue.
La verdad es que el “horno no está para bollitos”, por muy sabrosos y calientitos que estén, como los de La Campiña.

Tambien te puede interesar