0 0

Emergencia

Las muertes por cáncer de mama son una epidemia que afecta en mayor grado a nuestras mujeres. Es una enfermedad que año con año cobra la vida de miles de mujeres adultas, afectando a muchas familias. El cáncer no respeta clases sociales y prácticamente todos somos vulnerables. Afecta en mayor grado - 29 casos contra 1 - a las mujeres que a los hombres. Lo más lamentable de este mal es que las detecciones se hacen ya cuando la persona afectada empezó a padecer los síntomas fuertes y luego de mucho minimizar o ignorar las primeras señales. En su etapa temprana las posibilidades que tienen los médicos de ganarle la batalla a este mal es muy elevada, en cambio, entre más avanzado esté el cáncer la balanza estará a favor de la enfermedad. Es por eso que realizarse exámenes periódicos debe ser una costumbre inaplazable para todas las mujeres de este país. Los sistemas de salud gratuitos ofrecen posibilidades de revisarse de manera periódica, pero parece que la vida diaria impone muchas cosas por hacer y se descuida lo más importante. Las historias de las mujeres que perdieron esta batalla deben ser suficientes para inspirar a los actuales a salir adelante, lo mismo las de todas las que vencieron a la enfermedad o las que actualmente están luchando contra ella.

Tambien te puede interesar