0 0

Enramada

Si no es ahora, ¿será mañana? A pesar que ya pasaron 10 días del hallazgo de unas urnas prehispánicas con restos humanos en Costa Azul, Angostura, y aunque el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Francisco Ríos Avendaño, señaló que había posibilidades de que estuvieran en el campo pesquero ayer por la mañana, esto no sucedió, aunque no se aseguró que así sería; pero desde hace tiempo se ha visto que a este tipo de hallazgos arqueológicos no se les da el seguimiento que merecen, pues pueden pasar semanas o meses y no se da un resultado ni se realiza un estudio más a fondo para conocer su origen. Ésta es un área en que se ha mostrado poco interés, pues no todos los días se encuentran este tipo de vestigios en la región y, cuando sucede, el avance para la investigación se pone muy lento.

A la buena de Dios. De nueva cuenta es el gremio agrícola el que se encuentra bajo la incertidumbre de qué le deparan a futuro los apoyos del Gobierno y su trabajo en general, pues a decir del presidente de la Asociación de Agricultores del Río Mocorito, Aurelio Lugo Camacho, ven un panorama incierto para el 2017 a consecuencia de los recortes presupuestales, puesto que si el año pasado no se anunciaron y durante el 2016 hubo recortes en el presupuesto, el próximo año temen que las cosas se pongan peor y los apoyos al campo lleguen muy escasos o, de plano, les cambien la ‘tirada’.

Dicen que no hay nada. En Mocorito vuelve a surgir un problema que antes dio muchos dolores de cabeza, y es que los niños de una escuela primaria de nueva cuenta se vieron afectados por lo que llaman gases tóxicos, en una situación similar a la ocurrida a finales del pasado mes de enero. Sin embargo, las autoridades municipales aseguran que la empresa de fertilizantes por la que se ocasionó el incidente en ese entonces ya no está laborando, por lo que no puede ser la responsable de este suceso. El director de Protección Civil Municipal, Valentín Alapizco Arce, precisó que es probable que sean quemas de basuras que la misma sociedad hace y, aunque la autoridad diga que no es la empresa de fertilizantes, debe buscar hasta el fondo el origen del humo y dar con los responsables, porque no es posible que tantos niños, maestros y padres de familia estén mintiendo y actúen así solo por paranoia.

Van por la resiembra. A pesar de que los pescadores de la presa Eustaquio Buelna no han pasado penurias, pues ante la veda están importando producto de otros lugares, el líder de las Cooperativas del Évora, Carlos Castro Montoya, espera que pronto se concrete el trabajo de resiembra, pues se ve difícil que el nivel de captación de la presa aumente, ya que no se pronostican lluvias para estos días que puedan llevar agua, y de esperarse más tiempo se podría complicar, por lo que el trabajo tendría que hacerse lo más pronto posible para aprovechar el nivel que tiene actualmente la presa Eustaquio Buelna.

Tambien te puede interesar