0 0

Equipos de casa, con presentes polarizados; una montaña rusa

Sin duda, el deporte profesional en México es, por demás, intermitente; pero los equipos o deportivos lo son aún más. Sin ir muy lejos, los presentes de los máximos equipos profesionales de la capital sinaloense viven un momento sumamente polarizado: Tomateros, quienes iniciaron una temporada con altibajos, tuvieron un cierre de primera vuelta avasallador, logrando amarrar en solitario el standing general; sin embargo, actualmente el club guinda simplemente está demostrando que la constancia y la regularidad son algo que no se cocina ni se consigue en la botica de la esquina. Hoy, el club con la mayor responsabilidad de lograr el mejor de los papeles en la presente temporada, y por consecuencia el campeonato, se encuentra hundido en el fondo del standing general.
 

Punto y aparte  
Bien dicen que el deporte es de momentos, seguramente Dorados de Sinaloa es quien mejor representa este dicho, pues a diferencia de los expertos de la pelota caliente, el Gran Pez está viviendo una temporada sorpresiva para muchos. Dorados se encuentra disputando su décima segunda final ante los Potros de Hierro del Atlante, para así intentar lograr el medio boleto que les regrese lo que sin meter la manos perdieron en su efímero último ascenso a Primera División: la categoría de primer equipo. Hoy, los colores contrastan: Dorados brilla con luz propia; los guindas intentan rescatar el carmesí de sus colores. Pero todo llega en el tiempo de juego.

Tambien te puede interesar