0 0

Es uno de tantos

Tatuarse puede parecer divertido cuando se es joven, pero es algo que muy a menudo hará a la gente lamentar, porque el tatuaje muy bien puede ser para toda la vida. Durante mucho tiempo el tatuaje estuvo relacionado a la gente que delinquía, y aunque en años recientes es algo común verlo en artistas y deportistas, el estigma del tatuaje no ha desaparecido del todo. Aquellos jóvenes que ven que sus estrellas de la farándula o del deporte se tatúan, y peor aún, se perforan la oreja para usar aretes, se lamentarán en un futuro si los imitan. Porque ciertamente, cuando Leonel Messi o Cristiano Ronaldo dejen el futbol, no buscarán un empleo del cual vivir. Ellos y muchos otros famosos se retirarán millonarios. Pero el muchacho que en un arranque de locura decidió tatuarse, sabrá al paso del tiempo que se le cierran las puertas del empleo, porque aunque no se le diga, la apariencia física es algo en lo que se fijan los reclutadores de Recursos Humanos, y el tatuaje sigue y seguirá sin ser bien visto. Así que es algo que debe pensarse muy bien. Lo mismo sucede con el piercing en hombres o mujeres, y los aretes en hombres. Por muy moda que sea, no es varonil que los hombres usen aretes, porque después del arete sigue el colorete. Quienes creen poder destacar entre la multitud adoptando modas pasajeras (las modas siempre son pasajeras, si no, no serían modas), deben pensar muy bien si esa decisión será algo de lo que se arrepientan en un futuro (y tengan por seguro que sí se arrepentirán). Si acaso piensan que en un futuro podrán quitarse los tatuajes, piénsenlo muy bien porque lo más seguro es que queden algunos rastros de las marcas que se hagan en el cuerpo. Por otra parte, hacerse tatuajes no es muy seguro porque si, por ejemplo, se usan agujas, nadie garantiza que estén debidamente esterilizadas, y de no ser así, se corre el riesgo de contraer enfermedades como el sida. Quien se tatúa para estar a la moda o seguir la corriente no está siendo original ni es valentía para mostrar su individualidad. Es uno de tantos.

Tambien te puede interesar