0 0
  • Opinión
  • NOMBRES, NOMBRES... Y NOMBRES

Festeja Banco Inmobiliario Mexicano, meta duplicarse en 5 años y 2017 difícil para la vivienda

* Busca Amexcap con SHCP bajar impuesto a ofertas en bolsa del 35% al 10%; presión a todo para cambiar presupuesto 2017; CNBV y evaluación de banca con Trump.

DESDE HACE TIEMPO los bancos pequeños buscan con la SHCP de José Antonio Meade una reglamentación diferenciada frente a las grandes instituciones.
La petición no es injustificada, ya que estos bancos apenas representan el 1% de la captación y las excesivas reglas les restarían margen de acción para crecer.
Con todo y dadas las enormes oportunidades que existen en un mercado “sub bancarizado” hay instituciones como Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) que han podido crecer.
Le platicaba que este banco, el único que hay orientado al negocio inmobiliario y que preside Justino Hirschhorn, acaba de cumplir 3 años, tras 4 más en las que operó como sofom.
Ha tenido que sembrar en este tiempo sin retirar dividendos para capitalizarlo: hoy tiene un activo por 5 mil 300 millones de pesos, de los cuales 4 mil 300 millones son su cartera crediticia. Su captación a su vez es de mil 600 millones de pesos.
Es el 5º banco en financiamiento para la construcción de vivienda y su vocación está en los pequeños y medianos promotores.
Tiene un pasivo con la SHF que lleva Jesús Alberto Cano de 3 mil millones de pesos que gradualmente liquida.
Hoy 65% del financiamiento otorgado por BIM va a la vivienda y el resto a otras actividades inmobiliarias, entre ellas la administración de activos.
Llega ya a 24 estados del país con una plantilla de 350 empleados y recién abrió sus puertas en Torreón, inseguridad aparte.
En su primer trienio BIM ha podido crecerá un ritmo anual de más de 20% y espera cerrar este complicado 2016 con un avance del 25%.
La meta de BIM es mantener este paso, con lo que podrá duplicar su tamaño en 5 años.
El timón operativo está a cargo del experimentado banquero Víctor Manuel Requejo, quien no requiere presentaciones en el ámbito financiero. Colaboró en Banjército, Bancomer, Atlántico y fue fundador de Hipotecaria Nacional que se quedó BBVA Bancomer.
El próximo año no será fácil para la vivienda, dado el ajuste del 30% que habría para los subsidios que quedarán en sólo 6 mil 500 millones de pesos.
En esa misma proporción podría caer la construcción y existe la propuesta de reducir el apoyo de 72 mil pesos a 60 mil pesos por operación para mantener el beneficio en el mismo número de familias.
También está el aumento de tasas, aunque Requejo Hernández le resta importancia, ya que el costo financiero para una vivienda es de 7% máximo.
La mayor preocupación del experto estaría en el limitado crecimiento de la economía, que a su vez impacta al empleo.
Aún así se construirían unas 400 mil viviendas con el soporte del Infonavit que dirige David Penchyna que aporta 67% y del Fovissste que comanda Luis Antonio Godina con otro 8%.
La banca está más comprometida, sobre todo con vivienda media y residencial; tiene créditos por más de 100 mil millones de pesos.
En ese contexto se estima que más allá de la coyuntura BIM podrá continuar con sus planes.
Sirva señalar que en el capital del banco, además de Hirschhorn están también su hijo Leopoldo Hirschhorn, Pablo e Israel Brener, Salomón Marcuschamer, Víctor Mena y Pedro Aspe.
* * *
AHORA QUE SE busca promover mayor actividad bursátil, incluso con BIVA de Santiago Urquiza, nueva bolsa que competirá a la BMV que preside Jaime Ruiz Sacristán y que lleva José Oriol Bosch, resulta que la Amexcap que preside Alonso Díaz Etienne pretende que la SHCP reduzca la carga fiscal vigente a las ofertas que se realicen en el mercado. Lo presentado a la subscretaria Vanessa Rubio y su equipo implicaría reducir el impuesto hoy del 35% a sólo el 10%. La meta es empujar a que nuevas empresas realmente se hagan públicas al abaratar el costo de ese financiamiento. Suena muy bien.
* * *
MÁS ALLÁ DE que el CCE de Juan Pablo Castañón y otras agrupaciones de la IP insisten en empujar cambios que mejoren el panorama fiscal, le comentaba que hay pocas probabilidades de que avancen, ya que el mismo José Antonio Meade en persona ha cabildeado fuerte para que el Congreso no abra la puerta en esa línea. Sin embargo la situación parece ser otra en lo relativo al presupuesto. Ahí sí dadas las presiones de muchos grupos, la historia apunta a ser distinta. El plazo límite para aprobar el proyecto de Egresos es el 15 de noviembre y la pelota está del lado de los diputados. El riesgo estará en no lograr una mejoría real de las finanzas públicas y la reducción de la deuda de cara al escrutinio de las calificadoras, entiéndase Moody’s de Alberto Jones, S&P de Víctor Manuel Herrera y Fitch a cargo de Eugenio López Garza.
* * *
HOY SERÁ EL último debate en la contienda electoral de EU. Otra vez frente a frente Hillary Clinton y un Donald Trump ya desinflado. No hace mucho la CNBV que preside Jaime González Aguadé solicitó a los bancos ejercicios de prospectiva para evaluar el impacto para el sistema financiero si el republicano llegara a ganar. Parece que en general los escenarios fueron mesurados, máxime el sobrado nivel de capital del sistema bancario.

Tambien te puede interesar