0 0

Grandes expectativas

A partir de las primeras horas del 31 de diciembre todos los ojos estarán puestos en Mocorito. No es para menos, pues es la primera vez en su historia que hay un presidente que no es abanderado por el tricolor. Esto ha generado una serie de expectativas, que no se sabe con exactitud si Guillermo Galindo las cumpla  bien o quede a deber. Independientemente del corto tiempo que tiene para demostrar en qué puede ayudar al municipio y de cómo hacer un gobierno incluyente, donde la población además de exigir también participe.                    

Lo que todos esperan ver es cómo el expriista y ahora pasista elimine los vicios tan notorios que se tienen en el Ayuntamiento, tales como aquellos funcionarios que han estado administración  tras administración y que muchos de ellos en realidad han aportado mucho al municipio. Todo se preguntan si los vicios priistas los traiga, pues no se debe olvidar que Galindo dejó a ese partido al que por años perteneció para contender por otro.

Tambien te puede interesar