0 0

Impacto al bolsillo

Los ciudadanos de Mazatlán ya están resintiendo los efectos del llamado ‘gasolinazo’. Por medio de un ejercicio periodístico donde se registró a 100 ciudadanos cargando combustible en una misma bomba, 64 compraron gasolina verde y 36 de la roja. Varios señalaron que antes del ‘gasolinazo’ adquirían de la más cara, pero ahora buscan de la más barata debido a lo elevado del precio de la roja. No solo eso, la gente está cuidando más el gasto de gasolina en medida de lo posible. Otros ya no llenan el tanque y echan poca esperando cuidarla y que les rinda.

Ese cambio de hábitos ya está impactando a las gasolineras. Ayer, Peña Nieto volvió a hablar del tema y dijo que México ya no es más el país petrolero que fue, pues si hace seis años se sacaba un millón 200 mil barriles diarios de crudo de la reserva de Cantarel, actualmente anda en los 200 mil y ya no hay excedentes presupuestales. De ese tamaño es la decadencia de una industria que, al parecer, se acabó sin que al país le rindiera los suficientes beneficios. Y el plato roto lo está pagando la ciudadanía. 

Tambien te puede interesar