0 0

Impresionante 2016 de Gallegos

Su curva es grande y barre el home, ya que pasa de lado a lado

El lanzador derecho que pertenece a los Yanquis de Nueva York, Giovanni Gallegos, ha cincelado un maravilloso 2016 que culminó en triple A el pasado martes con un salvamento para dar campeonato a su club de Wilkes-Barre en el juego final por el título de triple A.
Gallegos posee tres buenos pitcheos. Una recta potente y ascendente que coloca muy bien pues tiene excelente comando. Su curva es grande y “barre” el home ya que pasa de lado a lado del plato y complementa con slider rápido. Parece que el diestro tiene los pitcheos para llegar a Ligas Mayores. Al menos la puerta se le debe abrir pronto ya que en la Liga Internacional Triple A el tipo puso récord de 5-1 en ganados y perdidos con efectividad de 1.40 en temporada regular en un 2016 que arrancó en doble A, donde simplemente estaba “fuera de liga”, como se dice en la “jerga” del beisbol, y fue ascendido.
Me impresiona también del obregonense que apenas otorgó 10 bases por bolas a cambio de 53 ponches recetados. En play off estuvo mejor pues en cinco innings y dos tercios no permitió hit, dio un boleto y acumuló nueve ponches. Una excelente frecuencia de ponches respecto a las bases.
Para mí es, junto con Luis Urías, la nueva “sangre” del beisbol mexicano en Ligas Menores. Gallegos tal vez se encuentra más cerca que Urías de las Grandes Ligas pues el jugador de Padres es clase A, pero ambos muestran enorme talento y progreso en este 2016.

¿QUÉ PASA SI EMPATAN?
En este momento y cuando faltan menos de dos semanas para terminar la temporada regular, hay tres equipos, Gigantes, Mets y Cardenales, que están muy parejos en la lucha por el comodín de Liga Nacional.
Si llegaran a terminar empatados, vendría una situación que nunca se ha vivido en Ligas Mayores. Pero como el escenario ya se anticipaba, hay solución para esto.
La fórmula es la siguiente: los equipos son “sembrados” con letras A, B y C de acuerdo con el dominio que han tenido entre ellos. Así es que el equipo A es el que ha logrado ganar más juegos durante el rol regular a los otros dos, o les ha ganado serie anual. Si no hay dominio, el segundo criterio es el tener mejor récord dentro de su propia división.
Así que en este momento, los Cardenales llevarían “mano” pues dominaron a Gigantes, y aunque empataron 3-3 con Mets en su serie anual, tienen muy buen récord dentro de su división, el mejor respecto a las marcas de Gigantes y Mets.
De este modo, el equipo A (Cardenales) enfrentaría al equipo B (Mets) y el ganador se llevaría el primer puesto de comodín.
El perdedor se enfrentaría al día siguiente al equipo C (Gigantes) en un ganar o morir con el triunfador llevándose el otro lugar de comodín.
Todo esto es un escenario supuesto. No es seguro que se vaya a dar, pero a como está el asunto, la cosa pinta para que por primera vez pudiera aplicarse esta fórmula.

SE CALIENTA EL INVIERNO.
Prácticamente se encuentran listos los ocho equipos de Liga Mexicana del Pacífico para iniciar sus juegos de pretemporada. Algunos van a Tucson y otros equipos se mantendrán en sus regiones. Charros y Mayos jugarán en el Bajío mexicano.

Tambien te puede interesar