0 0

La sentencia

Traicionado por su amigo Picaluga, a cambio de tres mil onzas de oro y dos mil pesos fuertes, el 15 de enero de 1831 el general Vicente Guerrero es tomado preso. Conducido a Santa Cruz de Huatulco, poco después es conducido a Oaxaca, en cuya capital fue sentenciado a muerte.
La constancia de ejecución dice:
“En el pueblo de Cuilapa, a los 14 días del mes de febrero de 1831, yo, el infrascrito secretario doy fe, que, en virtud de la sentencia de ser pasado por las armas, dada por el consejo de oficiales, a Vicente guerrero, y aprobada por el señor Comandante General de este Estado de Oaxaca, se le condujo en buena custodia dicho día al costado del curato del expresado pueblo, y en donde se hallaba el comandante de la sección que cuidaba de la seguridad del reo, capitán don José Miguel González y el juez fiscal que ha sido de esta causa, y estaban formadas las tropas para la ejecución de la sentencia, y habiéndose publicado el bando que previene la ordenanza, y leída la sentencia por mí al reo, puesto de rodillas, y en alta voz, se pasó por las armas a dicho Vicente Guerrero, y luego se lo llevaron a enterrar a la iglesia del Curato del referido pueblo, procediendo antes de darle sepultura la misa que se le mandó decir a su alma; y para que conste por diligencia lo firmó dicho señor con el presente secretario”.
Es uno de nuestros grandes héroes.

Tambien te puede interesar