0 0

Le llaman Pinocho

Las críticas por parte de síndicos y comisarios de los poblados de Escuinapa empiezan a resurgir con más fuerza una vez que está por terminar el trienio encabezado por Bonifacio Bustamante

Le llaman Pinocho. Las críticas por parte de síndicos y comisarios de los poblados de Escuinapa empiezan a resurgir con más fuerza una vez que está por terminar el trienio encabezado por Bonifacio Bustamante. Y es que el munícipe recientemente declaró que en su administración se aplicaron 400 millones de pesos en obras públicas. Versión que contrasta con las peticiones que lanzaron los representantes de las comunidades y sindicaturas a las dependencias encargadas de los servicios públicos, pero el pretexto también fue el mismo: la falta de recursos del Ayuntamiento. La desatención del actual gobierno en pueblos circunvecinos fue evidente y hay quien llega a manifestar que más que trienio,  parece sexenio, pues no ven la hora de que esta administración finalice.

Poca cultura vial. Circular por las principales avenidas de Mazatlán de manera irresponsable se vuelve algo cotidiano cuando no se observan policías de tránsito.  Algunos ciudadanos se atreven a pasar el semáforo en rojo aunque se den cuenta que hay otros automóviles. Prefieren no esperar y arriesgar la vida. Aquí se nota la necesidad urgente de que agentes viales regulen la circulación, y sobre todo, que los conductores tomen consciencia que los accidentes no nacen, se hacen.

Solo una ilusión. Pese a que los ecotaxis rojos traen una franja en el vidrio delantero de las unidades donde manejan tarifas de 30, 40, 50 y 60 pesos por servicio, a la hora de pagar la dejada los conductores solo aplican la de 50 pesos. Los usuarios aseguran que en distancias de la Insurgentes a la clínica del Issste, les cobran 50 y 60 pesos. Los choferes ahora son más platicadores pero aprovechan para hacer señalamientos contra los Uber, a los que acusan de no tener licencia como prestador de servicios y que han detectado que algunas unidades son robadas. Luego de la sacudida que les dio Uber en los primeros días de que inició el servicio, taxistas prometen que además de atender mejor al cliente, manejarán precios que sean razonables. ¿Será?

Sufren por el agua. Los habitantes de la Loma de Chilillos, en Rosario, comentaron que el agua potable es un servicio del que siempre han carecido. El agua la distribuyen por medio de bombas, pero solo alcanza para unas cuantas casas. Dijeron que el líquido que manda la Jumapars es insuficiente y tienen que pedir una pipa particular, pero la tienen que comprar. Por este motivo, piden al gerente de la Junta de Agua que los apoye con al menos una pipa más a la semana.

Discrepancia. Con la instalación del consejo estatal para la ley de gobierno electrónico, se busca que los miles de trámites burocráticos que se realizan en gobierno sean mediante internet, pero parece ser que no se ponen de acuerdo. Mientras que Karim Pechir, secretario de Innovación Gubernamental, anuncia con bombo y platillo que hasta las actas de nacimiento se podrán tramitar de este modo, el subsecretario de Normatividad e Información Registral, Bernardo Cárdenas, dice que este no es un tema de necesidades, sino de realidades, y que no se tienen las condiciones para que este documento se pueda obtener de este modo. ¿Así cómo, pues?

Tambien te puede interesar