0 0

Mal recordado

El primero de diciembre de 1964 inicia su gestión como presidente de la República mexicana el licenciado Gustavo Díaz Ordaz. Su periodo está marcado por la sangre derramada en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968. Aún no se conoce el número real de los estudiantes que murieron a manos del Ejército ese día. Incluso, la investigación continúa hasta nuestros días, al ser investigado el sucesor de Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez, a la sazón secretario de Gobernación de aquel, por la también masacre del llamado Jueves de Corpus, ocurrida durante su periodo. No son pocos los que afirman que Echeverría tuvo mucho que ver en la masacre de Tlatelolco.
Díaz Ordaz nació en 1911, en el pueblo de San Andrés Chalchicomula, estado de Puebla, en el hogar de una familia de clase media. En la ciudad de Oaxaca realizó sus estudios primarios, en Guadalajara la secundaria y la preparatoria, y de nuevo en Oaxaca cursó la carrera de derecho, graduándose en 1937.
Desde un principio se ganó la voluntad de López Mateos al atenderlo con toda comedidad en sus constantes crisis de migraña. Siempre estuvo a su lado. Fue su funcionario más cercano en todos los aspectos. Postulado candidato en 1963 para la presidencia del país por el partido gobernante, el 8 de septiembre del año siguiente el Congreso de la Unión lo declara presidente electo.

Tambien te puede interesar