0 0

Monreal y la amenaza a Pérez Gay

“Me han amenazado de muerte, a mí y a mi familia…”, denunció ayer en Milenio Rafael Pérez Gay.
El amago provino de un vecino (pared con pared) que la noche del domingo convirtió su departamento en un ruidoso manicomio.
Léase el autorretrato de un pelafustán homófobo, infame y gangsteril: 
“Pinche puto, salgo y te rompo la madre a cachetadas/ No sabes con quién te viniste a meter, puto/ No te la vas a acabar. Voy a pedir una camioneta y te vamos a dar un levantón, puto, a ti y a toda tu familia, pero antes  te vamos a coger. Ya valiste. Te atreviste a tocar en mi casa…”.
Rafael cuenta lo que se dice en su vecindario: del departamento de la calamidad “entran y salen paquetes, entregan cosas, van y vienen mensajeros en la noche…”.
La casa de Perez Gay colinda con el edificio en que renta el gañán,  en la Condesa, demarcación Cuauhtémoc, en manos del lopezobradorismo.
Perspicaz, Rafael dejó constancia de una justa inquietud: “El delegado Monreal, ¿gobierna algo…?”.
Sepa la bola. Pero lo seguro, seguro, es que al amenazado de muerte, simplemente, no lo peló.

Tambien te puede interesar