0 0

Niño prodigio

El 15 de febrero de 1748 vino al mundo un niño al que sus padres llamaron Jeremy. Nacido en Londres, en el hogar de un notable abogado, a los 3 años leía tratados, a los 5 tocaba muy bien el violín, y a los 6 casi dominaba el latín y el francés.
Aunque usted no lo crea, apenas tenía 12 años de edad cuando ingresó a la Universidad de Oxford, en la que estudió la carrera de Derecho. Al terminar sus estudios profesionales, gracias a la influencia de su padre, fue admitido en el rancio Colegio de Abogados de Londres. Sin embargo, a pesar de los consejos de su progenitor, no ejerció la profesión. A Jeremy le interesaban otras cosas, por ejemplo la investigación política y social.
Dispuesto a dejar huella de su paso por el mundo, en 1776 publica su primer libro, A fragment on goverment, en el que refuta las ideas juristas de uno de sus maestros de Derecho.
En 1787 publica uno de los libros más importantes desde el punto de vista de la economía política: Defense of usury.
Dos años más tarde, Jeremy Bentham publica su Introducción a los principios de la moral y la legislación, obra que lo hizo famoso, y en la que propuso el utilitarismo como base para comprender las reformas sociales.
Cuando murió, el 6 de junio de 1832, su cuerpo fue diseccionado en presencia de sus amigos, tal y como lo pidiera en vida.

Tambien te puede interesar