0 0

No se dio el milagro: falleció Vizcarra

“Malova guardó por casi cuatro años el decreto de Ley administrativa y ahora que le conviene lo saca”: Ruiz

Lo inevitable. Desde que fue hospitalizado el pronóstico era grave. El 15 de septiembre por la mañana, cuando nos encontrábamos platicando con el director del hospital general de Mazatlán, Alberto Tirado, una llamada interrumpió la conversación. Era el secretario de Salud, Ernesto Echeverría. Le pedía que de inmediato acudiera a la Clínica del Mar para conocer el estado de salud del alcalde de Concordia, Alfredo Vizcarra. De inmediato Tirado habló por teléfono con uno de los doctores que atendía a Vizcarra. El diagnóstico era aterrador. Derrame cerebral. Y en los estudios de laboratorio le encontraron una baja en plaquetas que indicaba leucemia. Desde ese momento el pronóstico no era nada bueno. Luego nos comunicamos con directivos de la Clínica del Mar. Coincidieron. Está grave... y difícilmente podrá recuperarse. Pero se esperaba un milagro... que nunca llegó. El mismo 15 de septiembre que fue hospitalizado, ya por la noche nos confirmaron los médicos que Alfredo Vizcarra presentaba “muerte cerebral”. Y que lo inevitable podría ocurrir de un momento a otro. Y se repitió nuevamente. Salvo un milagro. Ayer Alfredo Vizcarra murió. Y muchos concordenses sienten, les duele esta repentina muerte de su alcalde. Descanse en paz.

Que hable claro. El excoordinador de la bancada priista en la anterior legislatura del Congreso del Estado, Cenovio Ruiz, habló directo... y sin tapujos. Ante el argumento esgrimido por el gobernador Mario López Valdez en torno al cuestionado decreto 768 que pone como inamovibles a los magistrados del Tribunal de lo Contencioso Administrativo y responsabilizó a los anteriores diputados, Ruiz aceptó que efectivamente la legislatura anterior abordó el tema y lo votó. Pero eso fue hace casi cuatro años. El acuerdo para su publicación como decreto lo guardó Malova porque “así le convino en ese momento”. Y apuntó “ahora lo saca porque le conviene”. En ese cambio de Ley Sinaloa pudo haberse adelantado a la Ley Anticorrupción que a nivel nacional ya está vigente. Pero malova decidió “guardar el decreto... No ordenó publicarlo... Hasta hoy después de casi cuatro años”. Responsabilizar a los diputados de la anterior legislatura es sin duda una mala estrategia porque se busca apagar el incendio con gasolina. Si se insiste de parte de Malova, entonces podrían salir al Sol la forma en que operó el Tercer Piso con algunos diputados locales de aquella legislatura y entonces se provocará un escándalo mayor.

Que se informe. El alcalde electo Fernando Pucheta tendrá que allegarse de información en torno a las “fianzas” que por Ley tienen que depositar las empresas constructoras que han sido designadas por la administración feltonista para la realización de obras. Y es que algunas como el Parque Lineal, apenas inaugurada una de sus últimas etapas, ya presentó problemas. Y la introducción de tuberías en la zona dorada en unos tramos prácticamente quedó al nivel del pavimento. Esta última más pronto de lo que se espera tendrá problemas. Y tal vez le toquen al próximo alcalde, por ello es bueno tener a la mano las fianzas de esas constructoras.

Tambien te puede interesar