0 0

Ola imparable

Ayer lamentablemente se dieron más hechos violentos en Mazatlán, en lo que ya podría ser calificado como una crisis de inseguridad en el puerto. En primer lugar, la delincuencia parece no estarse replegando lo suficiente ante los anuncios de la autoridad de los famosos grupos especiales de reacción que fueron una medida urgente ante el alza de ejecuciones a plena luz del día. 
Al alcalde Carlos Felton no le gustan los cuestionamientos sobre violencia y ha mandado a los reporteros a preguntarte al titular de Seguridad Pública por ese asunto, pero mientras esto siga lo van a seguir molestando con preguntas sobre el tema. 
Primero porque él es el alcalde y su opinión tiene más peso. 
El presidente quisiera que todo fueran preguntas sobre temas agradables - y de esas las hay- pero cuando la seguridad, que es una de las más elementales responsabilidades de gobierno, no se cumple, la gente y la prensa deben cuestionar.  
Ojalá se lleguen los tiempos que este tipo de hechos no se sigan registrando. 

Tambien te puede interesar