0 0

Óscar Lara Aréchiga y su “guardadito”

Si es el mismo Lara A. que Sinaloa conoce ya le “abollaron” la aureola de rectitud que le ha distinguido

Como para distensionar un poco el “caliente” clima de violencia que ha convulsionado a la entidad, ayer los sinaloenses amanecieron con la noticia que en España se investiga a conocido y connotado político sinaloense por cuentas bancarias del orden de los ocho millones de dólares que podrían estar ligadas al blanqueo de dinero.

Aunque la información periodística consigna claramente que se trata del ex tesorero del gobierno estatal y también ex diputado federal, Óscar Lara Aréchiga, igual hace constar que su fuente no revela la identidad del presunto y potentado personaje.

El diario El País está como aquel pueblerino reportero de radio que al informar del robo de una bicicleta a un compadre, dijo que se reservaba el nombre del “rata”, porque se enoja fulano de tal, o sea el autor de la malandrinada.

Así, el cotidiano español en su nota aclara que el juez no proporciona el nombre del cuentahabiente, pero “suelta la sopa” al señalar que es “una persona políticamente expuesta”, para enseguida describir con “pelos y señales” el historial púbico, que encaja como anillo al dedo con la trayectoria de Óscar Lara Aréchiga.

Figura hartamente conocida en los círculos políticos y del sector privado, pues también fue o es banquero, si es el mismo Óscar Lara Aréchiga que se presupone por los datos que ofrece el juez de causa, en Sinaloa adquirió fama de hombre inimputable al que jamás se le había conectado a negocios turbios a su paso por el servicio público o privado.

Al menos si se trata del mismo Óscar Lara Aréchiga al que se refiere El País, al que distinguía en los ámbitos políticos y comerciales, su prestigio profesional se quebrantó un poquito al salir inopinadamente de un alto cargo de la Comisión Nacional del Agua.

Sus enemigos o detractores en aquella ocasión hicieron circular versiones que en nada favorecían el sello de rectitud y honestidad que por lo regular habían venido acompañando al sinaloense, aunque ciertamente esos rumores no pasaron de ser meros chismes.

Sin embargo, siempre y cuando sea el mismo Óscar Lara Aréchiga, esa aureola de inmaculado hoy ha sido abollada por los señalamientos que se hicieron públicos en Madrid, España, digo, si es que los caudales guardados en el Banco de Andorra, al fin de la supuesta investigación, no encuentran soporte legal. 

Pero bueno, mientras son peras o son manzanas, el tema de origen europeo que amenaza echar por la borda y el caso, convertirlo en un escandalito, se tenga o no razón, la honra de Lara Aréchiga. Por lo pronto,  será un excelente pretexto y distractor para que la comentocracia, analistas, políticos y estudiosos, se olviden del sembradero de cruces y cadáveres que ha habido en las últimas semanas y de las cuentas públicas de Malova.

Y si nos referimos a que será sólo en ese reducido “círculo rojo”, donde el nombre de Óscar Lara Aréchiga andará “botando” de un lado a otro, sin mayores trascendencias, es porque, sí sabe verdad, que la mayoría de los sinaloenses, esos que están más ocupados en conseguir para la comida, o sea el populacho, ni en este mundo lo hacen y por lo tanto si es el Óscar Lara de aquí, a esa gente le importa un soberano pito.

Tambien te puede interesar