0 0

Qué manera de ganar juegos

Interesante es que Chapman no pudo salvar otro juego

En 1988, los Dodgers dependían de un solo brazo. Sí, ¡uno solo! Era Orel Hershiser, que prácticamente “cargó“ en la postemporada a los azules, que dieron la campanada ganando la Serie Mundial a Oakland en un choque recordado más que nada por aquel cuadrangular de Kirk Gibson en su único turno de la serie para ganar el primer duelo ante Dennis Eckersley.
Regresamos a 2016 y nos encontramos con que Dodgers anda por las mismas pero ahora depende de dos brazos para salir adelante. Ya eliminaron a unos Nacionales de Washington que siguen sin dar el “do de pecho” en series cortas, ahora el reto es mayor con un club ampliamente favorito como son los Cachorros.
Clayton Kershaw y Kenley Jansen van a tener que “arrancarse” el brazo para poder mantener con posibilidades a los Dodgers. Requieren el apoyo secundario de otros buenos lanzadores como Kenta Maeda, Julio Urías y Rich Hill, que como refuerzo no ha podido pesar tanto, pero al cual le toca el clave juego tres en Los Ángeles.
A la tropa de Dave Roberts se les fue el primer juego, creo yo, con un mal pitcheo de Joe Blanton en 0-2 para Miguel Montero. En la narración en inglés, John Smoltz había “avisado” que los disparos rompientes de Blanton no estaban teniendo buena rotación. Sobre aviso no hubo engaño y Blanton y su gente pagaron caro el detalle.
Lo interesante es que Aroldis Chapman no pudo salvar otro juego. El cubano podrá tirar a más de 100 millas por hora pero lleva dos oportunidades desperdiciadas de rescate en postemporada. Cuidado con esa situación.
Ya veremos si Dodgers puede hacer valer su condición de local en un parque de pitcheo como el ubicado en las Lomas de Chávez Ravine.

ADRIÁN, EN EL BATEO.
 La ofensiva de este equipo camina también sobre un par de hombres: Kyle Seager y Adrián González. De los demás, chispazos, y el resto no le dan bien ni al mundo amarrado. Algunos como Yasiel Puig ya no tuvieron remedio. Y perdieron la titularidad.
Por más que se critique a Dave Roberts, debemos resaltar que tiene róster “parchado”. No cuenta con la profundidad de los Cachorros o los Azulejos.
Una cosa es que la nómina sea la más alta y otra que toda esa nómina se encuentre en róster de activos y a buen nivel. Jugadores que ganan millones como André Ethier y Puig son banca.
González con su bombazo ganador del domingo llegó a siete en postemporada como Dodger y está en el tercer lugar histórico de la franquicia, solo superado por Duke Snider y Steve Garvey.

LA MANO DE FRANCONA.
El piloto de Indios de bajo perfil desde que manejaba a Boston se ha hecho notar en Cleveland.
Al tipo le gustan los clubes balanceados desde pitcheo a fildeo hasta llegar a la ofensiva. 
Siempre ha contado con buenos brazos en el bullpen, algo que se nota con la tribu, que cuenta con el enorme esfuerzo de Andrew Miller, convertido hasta el momento en el héroe de los Indios ante Toronto.
Muy mal se han visto los Azulejos echando culpas a los ampáyeres, que si los lanzamientos están lejos de la zona, hay que tirarle a la bola con dos strikes.  La verdadera frustración de Toronto son los lanzadores de Indios.

Tambien te puede interesar