0 0

Que sea efectivo

El taxi es el segundo medio de transporte público más utilizado en la capital del estado y, en diciembre de 2012, los titulares de Vialidad y Transportes y de la Subsecretaría de Gobierno anunciaron que alrededor de mil unidades de ese tipo traerían consigo un taxímetro, que permitiría un cobro seguro y exacto para beneficio de los usuarios. El dispositivo “computaría los factores, distancias y/o tiempos del recorrido y tiempos de espera, indicando automáticamente el valor del importe a pagar por el servicio prestado”. También se anunció que las unidades que no operaran con taxímetro serían retiradas. Sin embargo, los taxis continuaron trabajando sin el aparato de medición y, por encima de todo, no fue restringida su circulación, como se comprometieron las autoridades. Hoy, a cuatro años del primer intento, se anuncia la reinstalación de taxímetros. Se espera que esta vez las autoridades y concesionarios  tengan la disposición para que la medida funcione, ya que su puesta en marcha será un elemento que permita hablar, entonces sí, de una mejora en el servicio.

Tambien te puede interesar