0 0

Se hacen como que la Virgen les habla

Vecinos de la colonia Pueblo Nuevo, en Escuinapa, aseguran que  están dispuestos a comprar ellos mismos los focos de las lámparas públicas con tal de tener el servicio

Se hacen como que la Virgen les habla. Vecinos de la colonia Pueblo Nuevo, en Escuinapa, aseguran que  están dispuestos a comprar ellos mismos los focos de las lámparas públicas con tal de tener el servicio, y es que desde meses atrás presentan fallas sin que el departamento de  Servicios Públicos, encabezado por Zaydé Padilla, haga algo al respecto. Según los vecinos, han acudido a solicitar en incontables ocasiones al Ayuntamiento la mano de obra de los trabajadores y la ayuda de las unidades para instalarlos, pero al parecer se hacen los disimulados, pues cuando los ven por los pasillos del lugar tienden a ignorarlos o sacarles la vuelta. ¿De plano ya no tendrán ganas de trabajar? Con eso de que está por terminar el trienio, que más bien ha parecido sexenio...

Tremendo caos. Persiste el descontrol dentro de la preparatoria de la UAS en San Ignacio, donde los alumnos acusan al nuevo personal de sólo ver por sus propios intereses. Los jóvenes, quienes se han enfrentado en dos ocasiones con el director del plantel Gabriel Cordero García, lo señalan de haber influido para que tres maestros, que fueron los fundadores de este plantel, fueran despedidos. El caso es que los padres de familia están muy molestos e incluso en una pasada reunión se hicieron de palabras, pues también exigen la renuncia de Cordero García, así como de los maestros que trajeron de fuera y que a juicio de ellos no cubren el perfil. Lo cierto es que son varios los alumnos que han abandonado esta escuela para irse a Cobaes, incluso los padres de al menos 30 jóvenes que ya estaban preinscritos decidieron cambiarlos de plantel ante la incertidumbre que se vive. Además, señalan que a falta de maestros tienen muy pocas clases, por lo que hacen un llamado enérgico al rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra Liera, pues sienten que el problema ya se está saliendo de control.

De risa. De milagro nadie ha salido dañado en el Ayuntamiento de Mazatlán, pues la mayoría de las oficinas de los funcionarios se encuentran en mal estado físico. En los techos de al menos cuatro direcciones importantes la situación es de vergüenza. En Obras Públicas y Planeación la situación da hasta risa, pues habiendo tanto experto en temas de construcción nadie hace nada. Pero están en lo cierto los funcionarios, quienes señalan que sin dinero no se puede hacer nada. ¿Será que al alcalde Carlos Felton no le interesa dejar unas oficinas en mejor estado?

Contrastes. Al parecer, gastar gasolina y desfilar por la ciudad es lo único que hacen las diferentes autoridades policiacas, pues la estrategia implementada por el famoso grupo de reacción no ha logrado disminuir los hechos violentos como tanto insiste en presumir el alcalde Carlos Felton, quien hasta se molesta cuando algún reportero insinúa lo contrario. Como prueba está el intento de despojo de un auto el domingo por la tarde en el Libramiento Colosio, donde si bien se evitó el robo, no hubo ningún detenido y hasta dos personas resultaron heridas de bala, pese al llamativo operativo que se montó y que incluyó a elementos municipales, estatales y ministeriales. Mientras tanto, la ciudadanía sigue a merced de los robos, levantones y asesinatos.

Becas jineteadas. Ya son cuatro meses los que les adeudan por concepto de pagos de becas a estudiantes de nivel medio y superior en la entidad. El secretario de Educación Pública y Cultura, Gómer Monárrez González, volvió a dar otro plazo y también volvió a prometer a los estudiantes que será a fin de mes cuando les llegue el apoyo, mientras los jóvenes deben hacer milagros para cubrir sus gastos.

Tambien te puede interesar