0 0

Se lava las manos

Mientras que los mazatlecos reportan que hace más de seis meses no pasa el vehículo fumigador por sus hogares, el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 3, Aarón Montoya Serrano, aseguró que es la segunda vez que se nebuliza en la ciudad

Se lava las manos. Mientras que los mazatlecos reportan que hace más de seis meses no pasa el vehículo fumigador por sus hogares, el jefe de la Jurisdicción Sanitaria número 3, Aarón Montoya Serrano, aseguró que es la segunda vez que se nebuliza en la ciudad y que los brotes de chikungunya que se han reportado en el puerto se deben a la falta de higiene de los ciudadanos y no a la atención del sector salud. ¿A quién debemos creerle? A las decenas de casos de mazatlecos enfermos de esta fiebre provocada por el piquete de un mosco o al jefe de salud en Mazatlán.

Ahí el dilema. Ante la queja de padres de familia sobre que en algunas escuelas de Mazatlán les están exigiendo a los niños cuota para la posada por fin de año, el jefe de los servicios regionales de la Sepyc, René Félix, dice no ser obligatorio este pago. Sin embargo señala que es importante que los niños convivan ya que es parte en su desarrollo. Sin embargo, los maestros no tienen dinero para realizar este festejo y la única forma es mediante la cooperación, entonces es o no obligatorio.

¿Austeridad en palacio? Las luces navideñas se están mirando por todas partes y hasta el momento en la presidencia municipal no se ve que tengan la intención de poner un pinito de plástico con sus luces. Quién no recuerda aquellos tiempo en que el gobierno realizaba los grandes nacimientos en la plaza principal que se localiza frente a la presidencia, a donde podían acudir las familias con sus hijos a tomarse fotografías. Tal parece que en la recta final, la administración de Carlos Felton entró en austeridad y no colocará el tradicional pino para los festejos navideños.

Reclaman su lana. Permisionarios de las alianzas CROC y CTM tronaron nuevamente contra la constructora de la presa Santa María, pues solamente están trabajando sin recibir su pago a cambio. Dijeron estar cansados de que sólo les endulcen el oído y no les cumplan lo que prometen. Los transportistas comentan que son alrededor de 7 semanas las que les deben, lo que representa más de 3 millones de pesos. Reniegan de la falta de interés de las autoridades por ayudarlos, pues aunque se ha quejado en repetidas ocasiones, parece no importarles nada. Además comentan que arriesgan la vida al entrar a los túneles por el mismo pago.

Basura por doquier.  La mala cultura que persiste en algunas personas por tirar la basura en plena vía pública ha causado un impacto negativo en la imagen de San Ignacio, pues los pocos turistas que arriban a la cabecera municipal se han quejado de esa mala costumbre. Para muchas personas les resulta más cómodo dejar sus desechos en el piso, que caminar hasta el tambo más próximo y colocar la basura en ese lugar. Este hábito hace ver mal a los ciudadanos de San Ignacio, por lo que ya deberían ir pensando en mejorar la imagen, tomando en cuenta que esos visitantes corren la voz entre sus conocidos y que si tienen el interés de acudir al municipio, se quedan con las ganas, pues a nadie le gusta ir a un lugar donde la basura de todo tipo se deja notar por las calles adoquinadas del primer cuadro de la ciudad.

Tambien te puede interesar