0 0

Se va de Sinaloa el que acusó a “chapitos”

Los tiempos que vienen antes de que concluya Malova vendrán marcados con el escándalo y las descalificaciones

¿Porqué se va? Por lo general la Sedena nunca lo explica. Mucho menos da una pista. Lo que siempre ha divulgado en cada cambio de comandante de la Tercera Región Militar es que “son cambios normales”. El general Alfonso Duarte Múgica dejará la Comandancia de la Tercera Región Militar. Se va a Oaxaca. Se vale especular. Duarte Múgica llegó a Sinaloa precedido por una fama de duro. Llegó de Baja California donde acusó al secretario general de Gobierno, Cuauhtémoc Cardona, de “borracho”. Lo hizo en su cara y ante el entonces gobernador panista Guadalupe Osuna. Ya en Sinaloa no arremetió contra la autoridad civil. Al contrario, mantuvo hasta hoy una relación cordial. Tras su llegada, el Ejército endureció los operativos contra  el crimen organizado. Pero llegó el 30 de septiembre negro. Tras la emboscada contra militares en Culiacán, donde fallecieron cinco efectivos y quedaron lesionados otros más, el general Duarte Múgica no la pensó mucho. Seguramente tenía y tiene la información necesaria. Y acusó directamente de la emboscada a los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán. Después de este señalamiento, ningún otro mando militar repitió tal acusación. Ni el secretario Salvador Cienfuegos Zepeda. Nadie. Más que la rotación de mandos militares de la que habla la Sedena, ¿habrán pesado las acusaciones de Duarte Múgica para su relevo? Eso solo los militares lo saben. Habrá que ver cómo opera el general Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes, que relevará en el cargo a Duarte Múgica este viernes. Bernal Reyes viene de la región militar de Oaxaca. Ayer el gobernador Mario López Valdez, el secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, y otros funcionarios, acompañaron al general Duarte Múgica en una comida de despedida y le agradecieron todo el apoyo recibido de enero del 2015 a la fecha. Duarte Múgica se irá con un gran pendiente: el Ejército no ha logrado aprehender a los autores materiales de la emboscada a los militares en Culiacán. Mucho menos detener a los autores intelectuales que acusó en su momento el General.

Los días difíciles. 32 días le quedan a la administración malovista. Podrá haber quienes consideren que la salida del general Duarte Múgica de la Tercera Región Militar resuelve en parte la presión que evidentemente se dio contra el Estado después de la emboscada a los militares. Pero concediendo sin conceder, hay otros temas que habrán de brotar. Y antes de que termine la administración malovista habrá crisis tal vez no de gobernabilidad, porque la actual legislatura en el Congreso  del Estado ya trae sus propios tiempos. Será un vendaval de acusaciones, descalificaciones y golpes, algunos con grado de certeza, otros de especulación. Malova deberá de saber que hay quienes buscarán cobrar la afrenta del 2010. Se la tenían guardada. El gobernador electo Quirino Ordaz Coppel deberá de tener el tacto suficiente para detectar a quienes buscan brincarle al nuevo gabinete con ganas de cobrar venganza. Pleito y venganza que nada tienen que ver Ordaz Coppel. Al contrario, perjudicarían el tránsito libre y efectivo del plan que trae el próximo gobernador.

Tambien te puede interesar