0 0

Tercer Piso

Rendición de cuentas. El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, dejó ayer muy en claro que no quiere autoblindarse porque en principio él no propuso el decreto para que los magistrados del Tribunal de lo Contencioso Administrativo fueran inamovibles. Todo esto viene al cuento por el recurso de inconstitucionalidad que interpuso la procuradora general de la República, Arely Gómez, ante la Ley Anticorrupción que se expidió en Sinaloa. La Suprema Corte de Justicia de la Nación tendrá la última palabra. Por lo pronto, López Valdez anda entregando obras, como ocurrió en El Fuerte. 

Agarrón. El enfrentamiento entre el alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz Serrano, y la alcaldesa electa Nubia Ramos tuvo un nuevo episodio ayer en la gira del gobernador Mario López Valdez por el alteño municipio. Esto porque la alcaldesa electa se apersonó en la gira, lo que no le pareció nada bien a Galaviz Serrano, quien le pidió que respetara su investidura. Pero por su desesperación para asumir el poder y devolverle las intrigas, Ramos lo “torea” y ya le dijo que lo respetará en la misma medida que la respeta como alcaldesa electa y cuando fue diputada local. O sea que nunca lo respetará. Dicen que Ramos ahora sí está dispuesta hasta a buscarle por debajo de las piedras para meter a Galaviz en líos judiciales. 

Amigos y rivales. A Serapio Vargas Ramírez lo ha caracterizado la crítica dura hacia los gobiernos federal y estatal, pero al parecer eso queda de lado cuando se reúne con ciertos funcionarios, con quienes se comporta como si fuera su amigo. Resulta que recientemente fue visto desayunando en conocido restaurante cercano a Palacio de Gobierno del Estado. Los acompañantes en la misma mesa eran el subsecretario de Gobierno, Raúl Pérez Miranda; y el director de la Policía Ministerial, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, mejor conocido como Chuy Toño, con quienes reía a carcajadas. Recuerde que al jefe policial lo acusó de haberlo detenido en una manifestación en la unidad administrativa; y al jefe de Pérez Miranda, Gerardo Vargas, de abusar del estado de derecho. ¿A qué se habrá debido tanta risa? ¿Andará buscando apoyo político para su nuevo partido? Dicen que en la política y en la guerra todo se vale, pero ¿a qué precio?

Un polvorín. Vaya que Armando Leyson Castro, presidente municipal de Guasave, tiene serios problemas por la crisis que lo atrapó. A las manifestaciones de ayer se le suman acciones radicales que tomaron ayer vecinos de la sindicatura de Adolfo Ruiz Cortines, quienes en protesta por la mala calidad del agua decidieron tomar la carretera Internacional. Esto por supuesto que adquiere otras dimensiones, ya que los ciudadanos no se habían atrevido a manifestarse de esa forma.

La molestia de Felton. El alcalde mazatleco ya no disimula sus corajes. Ayer se irritó tanto ante los cuestionamientos de la inseguridad en el puerto, luego de un intento de privación de la libertad en Mazatlán en el que ciudadanos fueron lesionados e incluso donde se despojó un auto con un menor al interior, que hasta sorprendió y asustó a los periodistas. El alcalde negó que el tan anunciado grupo de reacción que opera en el puerto esté fallando porque —según él— Mazatlán está tranquilo. ¿A qué se refiere Carlos Felton con esto de “tranquilo”? ¿Hasta qué límites se tiene que llegar para que acepte que el problema de la inseguridad va en incremento, pese a todos los esfuerzos que se han anunciado por los tres niveles de gobierno? Ya ni la amuela.

Tambien te puede interesar