0 0

Tétrico panorama

En agosto pasado, la Dirección de Investigación Criminalística y Servicios Periciales invirtió 50 millones de pesos en equipo de balística, medicina forense y vehículos, situación que es contrastante con las condiciones en las que se encuentran las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo). En material fotográfico quedó en evidencia la escena atroz, en donde se observa casi una decena de cadáveres envueltos en plástico y amarrados, unos sobre mesas de aluminio; otros debajo de ellas, o de plano tirados en el piso.
A decir de personal de la fiscalía estatal, el cuarto frío en donde deben ser depositados los cuerpos para mantenerlos en buen estado no opera porque se descompuso. El artículo 7 de la Ley General de Víctimas, promulgada por el presidente Enrique Peña en 2013, establece como una obligación “que toda víctima sea tratada con humildad y respecto a su dignidad”. Dicha ley es evidente que no se aplica en Sinaloa.

Tambien te puede interesar