0 0

Tres categorías

Toda escuela auténtica sobre misticismo tiene el deber de transmitir la verdad fundamental y lo hace a través de la iniciación a sus discípulos, y utilizando símbolos en la enseñanza. Lo hicieron los Egipcios en el Libro de los Muertos, los Hinduistas en los Vedas, Judíos y Cristianos en la Biblia. En todos ellos aparecen instrucciones y enseñanzas a través de símbolos, alegorías, parábolas. En todos ellos aparece el principio fundamental de que todas las cosas perfectas son de naturaleza tríadica, ya sea el universo, el mundo, el ser humano o el mismo Dios. De ahí se deduce, y se confirma por medio de la observación, que la humanidad está compuesta por tres categorías, tres gradaciones de seres humanos. La primera categoría está formada por la masa ciega que vive sólo para satisfacer sus apetitos. Poco o nada se esfuerza en subir su nivel de vida y se conforma con lo que recibe. No se preocupa por preguntarse la razón de su vida, sino que sólo se centra en pensamientos hacia su supervivencia y el placer de los sentidos físicos. El segundo nivel lo forman aquellos que ya despertaron a otras aspiraciones. Se preguntan por las causas de lo que les sucede, su naturaleza ya se disciplinó un poco y sus deseos ya incluyen lo espiritual. Ya no creen ciegamente todo lo que les dicen sino que tienen curiosidad por investigar, buscar la razón de las cosas. En la cima de la pirámide social están aquellos que han avanzado en el conocimiento de sí mismos y del universo tanto visible como invisible. Los Maestros y guías a cuya compañía todos aspiramos.    El plan de evolución del ser humano contempla llegar hasta esta última y perfeccionada categoría. Usted, en cuál categoría está? Puede subir un escalón!!

Tambien te puede interesar