0 0

¿Un peso Paja vs un Minimosca?

López soltó metralla...y no fue en el ring

Ganigan “Maravilla” López soltó metralla...y no precisamente en el cuadrilátero.
El monarca mundial Minimosca, que, como cité en la entrega dominical, se dejó venir al pleito Guevara-Tomogdan y lo presenció desde la privilegiada primera fila, invitado por las promotorías, no necesitó más que solicitar un día después sus impresiones para juzgar lo que él interpretó como un enfrentamiento desigual (o ventajoso) al insinuar que el mazatleco enfrentó a un peso menor al reglamentario.
En la entrevista que se publica en la página siete de Acción, el oriundo de Amecameca, Estado de México suelta  verdaderos obuses verbales, no sé si motivado por la impotencia de no poder pelear con el porteño en un terreno neutral, como él lo desea, o por el celo de que este ha tenido siempre un cobijo efusivo y caluroso cada que le organizan una función en su terruño.
El sábado pasado, ante una entrada que, por cierto, no fue la de otras peleas, el orgullo universitario se codeó con un Tomogdan ciertamente escurridizo y de estilo poco certero, pero de una estampa de marcada resistencia, al que no pudo vapulear en ninguno de los 12 rounds con un nocaut que habría terminado por convencer y, quizá, evitar que su próximo rival lo pusiera en entredicho con una declaración a punto de causar prurito, mucho prurito, en más de uno.
Guevara, que tiene en su técnica una de sus mejores galas y sabe combinarla con una velocidad que saca lumbre de sus puños arriba del cuadrilátero, se vio mejor que el filipino “emergente” (reemplazo de Ganigan, cuando éste acusó lesión en su pantorrilla izquierda), pero no superior, y las flaquezas que dejó al descubierto dieron pie para que “Maravilla” López mostrara una faceta poco conocida en él: la del coraje, la impotencia...¿o el nerviosismo?
Envalentonado, el mazatleco buscó acabar antes del límite, pero el estilo evasivo de Tomogdan –de torso aparentemente quebradizo– no lo permitió y las dificultades salieron a flote.
Fue un pleito bueno entre un zurdo filipino que intentó conectar con profundos y variados volados a su oponente y un mazatleco que supo evadir cuanto golpe se le lanzó y acorralar con ese coraje ya característico en él al reacio rival.
Pero el obús lanzado por Ganigan (de que un peso “Paja natural”, en referencia a Tomogdan, se midió con un Minimosca, es decir, a Guevara, de 3 libras más) lleva fuego.

Noticortas.
¿Qué ha pasado con aquella pomposamente llamada Asociación de Promotores Deportivos de Mazatlán que, como lo publiqué en su oportunidad, dirige (¿o dirigía?) el promotor más rentable del beisbol popular aquí, José Luis “Pichi” Barbosa? Nadie sabe, nadie supo...A propósito de grupos “calenturientos”, cada vez toma mayor fuerza la versión no confirmada de que Juan Hernández  será el director del Imdem en la “minigestión” que, si el Tribunal Electoral lo confirma, encabezará Fernando Pucheta. Filtran los enterados que Hernández se reunió ya con los otros dos “suspirantes”, Alfredo Lizárraga y Jesús “Choi” Reyes, y les planteó posibles programas...y escenarios. No todo, sin embargo, es miel sobre hojuelas y dice el trascendido que Lizárraga, quien la quiere, se desmarcó del posible titular. Lástima que, a poco más de 100 días de la elección, ni hay alcalde electo formal ni a Pucheta le dicen que ganó sin “chapuzas”.

Tambien te puede interesar