0 0

Un sendero cuesta arriba

Antes de que asumiera el cargo de gobernador, Quirino Ordaz Coppel admitió que habría grandes retos en materia de finanzas, sobre todo por los recortes que desde noviembre anunció el gobierno federal de 5 mil millones de pesos, los cuales afectarían a los rubros de campo, salud, educación y obras de infraestructura. Hoy, que ya funge como gobernador, se le aúnan más dificultades, como el desabasto de medicinas en las farmacias del Sector Salud y el hecho de que la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca no cuente con el equipo indispensable para trabajar, lo cual es grave por ser una de las dependencias clave en el desarrollo económico del estado. De momento, el que no haya computadoras ha impedido avanzar en los proyectos productivos. Otra de las complicaciones que surgieron es que no hay papel para la impresión de actas de nacimiento. 
Los retos que tiene ante sí el actual gobierno son varios, y debe hacer todo lo posible por revertirlos de la mejor manera y lo antes posible por el bien de la ciudadanía.

Tambien te puede interesar