0 0

Zarpan a pesar de amenaza de huracán

“La falta de labores de inteligencia y la impunidad notoria que gozan los delincuentes, la violencia no para.”

Arranca... con todo y amenaza. El huracán Paine no los intimida. Pero si los mantiene en alerta. Y es que hoy arranca la temporada de capturas de camarón en altamar. La flota camaronera más importante del Pacífico se declaró lista para zarpar. Sin embargo, el peligro que representa el huracán Paine, que se dirige hacia la península de Baja California, pero sus rachas pueden alcanzar a las costas de Sinaloa. Los pescadores de altamar saben del riesgo. La sombra del huracán Ismael los persigue cada temporada. Cada vez que se acerca un meteoro. También saben que ante las marejadas que provoca el huracán, el camarón se esconde. Esto les representa un doble riesgo. Arrancar las capturas con amenaza de huracán. Y con el camarón escaso. Al margen de todo esto, los obreros del mar se muestran optimistas. Les incomoda como siempre que las autoridades se hagan de la vista gorda y se les permita a los ribereños salir de sus bahías a capturas el camarón de altamar. Habrá que estar pendientes.

Impunidad que lastima. En Mazatlán, una balacera en plena vía pública. Dos inocentes lesionados de bala. En Culiacán, un jefe de la Policía Municipal “levantado”. En Rosario, balaceras, grupos armados que siembran temor entre la población de la sierra. Y el mensaje principal es que los delincuentes actúan sin que la autoridad logre detenerlos y someterlos a juicio. Salvo el caso de Rosario. Y porque fue ejecutado por elementos de Marina, se menciona a sujetos detenidos. De ahí en fuera, nada. Los delincuentes se saben impunes. Los delincuentes han visto que la autoridad no les hace nada. Por eso aparecen, matan y se van, a sabiendas de que no serán investigados sus hechos y mucho menos detenidos. No es posible que en Culiacán “levanten” en su casa a un jefe policiaco. Que se presenten en Mazatlán balaceras como la registrada el domingo pasado. ¿Y las cámaras de vigilancia apá? Y el famoso “C-4” que se presume más efectivo que el “bigbrother”. El equipo ahí está. ¿Falla humana? O negligencia. Esto último por decir lo menos. Porque el ciudadano dice que hay complicidad. No hay forma de negar lo que está pasando en Sinaloa.

Escándalo nacional. Ya no se trata de un punto de vista local. Tampoco regional. El asunto del decreto 768 que busca dejar inamovibles a los magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Sinaloa ya es un caso nacional. La mayoría de los medios de comunicación nacionales le han dado la connotación de que Malova intenta “blindarse”. Y lo comparan con los gobernadores más defenestrados en estos momentos como lo son los de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo. ¿Qué tan difícil será dar marcha atrás a ese decreto? Pero pareciera que ni intención de eso hay. Al menos así se entiende con las declaraciones de Malova que ahora dice que el diputado Luis Cárdenas fue el que propuso tal decreto. Y que fue avalado por 39 diputados de la anterior legislatura. No pos está bueno. Ahora resulta que no solo fue intención de Malova, sino que contó con la complicidad de otros. Habría que ver qué opinan los 39 exdiputados locales. Y el asunto se hará más grande.

Tambien te puede interesar